Ya sabemos de sobra la extrema dependencia que tenemos de nuestros dos grandes bancos y que en las últimas sesiones ésta es máxima
Tras la corrección de ayer volvemos a tener a ambos títulos cotizando exactamente en la parte inferior de los canales bajista de los últimos meses, por definición importantes soportes. Pese a que lo más normal sería apostar por un fuerte rebote desde estos niveles lo cierto es que hay algo que desde el punto de vista técnico no me gusta en absoluto.

Y es el hecho de que en la sesión del pasado 11 de junio ambos títulos dejaron un importante gap (hueco) alcista que perfectamente podría ser rellenado antes de construir un suelo de mercado consistente. Este nivel se correspondería con los 7,57 € en el caso del BBVA y los 7,82 € para el Santander.

De todas formas vamos a ir pasito a pasito porque ayer nuestro selectivo rellenó el hueco alcista que dejó en los 10.187 y consiguió cerrar por encima. La pérdida o anulación de este hueco nos haría barajar la posibilidad de ir a buscar el origen del último impulso alcista (9.773) y la búsqueda de los huecos antes mencionados en los títulos de nuestros dos grandes bancos.