El experto ha desarrollado en el medio estadounidense una serie de ideas sobre cuál debe ser la actuación ante un escenario de subida de tipos de interés en Estados Unidos.
El próximo debate de Estados Unidos va a ser cuándo será la subida de tipos de interés. Esa es una de las grandes preocupaciones para el inversores estadounidense que, terminado el tapering, pretenden encontrar soluciones para su cartera cuando esto ocurra. La mejor manera de proteger sus inversiones.

Por este asunto tan espinoso se ha postulado Charles Lieberman, presidente de inversiones de Capital Management en Yahoo Finance. El analista ha asegurado que no hay que tener una exposición en el portfolio a acciones sensibles a los datos financieros por esa subida del precio del dinero al otro lado del Atlántico.

"Queremos que la actuación en los mercados sea más cíclica", ha asegurado Lieberman en el comienzo de sus declaraciones. "La economía va bien, los beneficios empresariales lo están haciendo bien (…) Ahí es donde el apalancamiento de los beneficios se van a ubicar, así que sectores como industrial y de consumo discrecional, lo van a hacer bien", ha añadido.

Las ganancias corporativas en el tercer trimestre van camino de subir un 8% en relación a las cifras de hace un año, según datos del consenso de mercado. Las empresas más saludables pueden ayudar a la creación del empleo y al incremento salarial, lo que ayuda a que se suban los tipos de interés.

Para prepararnos ante este entorno, Lieberman nos dice que se está saliendo de los sectores de mayor riesgo. "Queremos evitar los lugares más seguros, especialmente de los servicios públicos, que son caros”, ha expuesto. “Si los tipos de interés suben el sector de utilities será muy poco atractivo”, ha descrito el analista.

Otra área en el que Lieberman se fija es en el del mercado de la renta fija. "Los inversores están recibiendo muy poca rentabilidad en el mercado de bonos en estos días", ha aseverado.

"Especialmente si nos referimos a bonos de alta calidad (…) el bono a 10 años está en torno al 2,25%, mientras que la Fed quiere que se establezca un nivel de inflación a largo plazo de en torno al 2%, muy poco retorno para una gran cantidad de riesgo”, ha concluido.