Caídas medias del -0,11% entre los grandes índices bursátiles europeos, sesión plana y aburrida que no tiene el menor impacto en la serie de precios de nuestro selectivo IBEX 35, cuya versión al contado, termina con un ínfimo retroceso del -0,08% hasta concluir en los 10.907,4 puntos.

Sesión de transición en la que el precio del índice IBEX 35 bajo estudio ni siquiera se ve capaz de resolver el rango lateral intradiario comentado a lo largo de la actualización de apertura comprendido en torno al techo de los 10.928 y el suelo de los 10.881 puntos.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

No nos equivocábamos cuando en la apertura de la presente jornada exponíamos que la superación durante los primeros compases de la sesión de la resistencia de los 10.928 no tenía validez y que, dada la debilidad generalizada en la apertura entre los grandes índices europeos, no sería de extrañar que las ventas hicieran acto de presencia para registrar un ataque a los 10.881 puntos. (ver: “Poco ímpetu comprador por encima de los 10.928 puntos”)

Sin embargo, pese a que se cumple a rajatabla nuestro escenario ello no tiene validez alguna porque el mercado, directamente, no se ha movido. Registramos hoy un leve rango de 60 puntos que, junto a un nuevo retroceso en el volumen de contratación, volvemos a plantear las dudas existentes, ya comentadas en anteriores sesiones, sobre la fortaleza / fiabilidad del rebote registrado en las últimas sesiones por las compras.

En este sentido, dibujamos en escala temporal diaria una vela en forma de Doji, vela de neutralidad en el que se plasman las dudas en relación al rebote de las últimas sesiones y que podría derivar en la jornada de mañana jueves en una apertura a la baja que permita a los bajistas aprovecharse de la incertidumbre de muy corto plazo.

IBEX 35 en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)