La situación que estamos viviendo en las últimas semanas con las fuertes subidas de los índices americanos nos hace pensar que el sentimiento de confianza se está instalando en el mercado de renta variables. 

Esto lo podemos observar en varios indicadores de sentimiento de mercado como el acelerador de sentimiento de la CNN o el índice de sentimiento de la asociación americana de inversores AAII , pero el resultado más llamativo lo hemos obtenido con el estudio del ratio put call aplicado a las opciones sobre acciones realizadas en el SP500.

Como ya recordaréis de artículos anteriores, cuando la mayoría de los inversores esperan que suba el S&P 500, el número de contratos negociados en opciones call será muy alto ya que la gran mayoría de los inversores piensa que el mercado seguirá subiendo y no quieren quedarse fuera de las posibles ganancias alcistas que puedan registrarse. Por lo tanto el volumen de opciones call compradas sera superior al volumen de opciones put compradas por lo que el valor del ratio será menor que 1.

Por el contrario, si la mayoría de los inversores piensa que el S&P 500 debe bajar, el volumen de opciones put será muy alto, y superior al volumen de opciones call, por lo que el ratio tomará valores por encima de 1.

Como ya hemos comentado otras veces este ratio de sentimiento put call se utiliza como indicador de la teoría contaría y por lo tanto se utiliza para intentar detectar suelos y techos de mercado, pero si queremos utilizarlo de este modo, sólo nos será útil cuando alcance valores extremos.

Cuando el sentimiento de la mayoría de los inversores es muy alcista, la probabilidad de que la bolsa baje es muy alta, y esto se da cuando el ratio put call se mueve en valores muy por debajo de 1. Suele tomarse como norma valores por debajo de 0,7, pero realmente lo que debemos buscar son valores extremos.

Por el contrario, cuando el sentimiento de la masa es muy pesimista la probabilidad de que la bolsa suba es muy alta. Este escenario se produce cuando el ratio put call se mueve en niveles muy superiores a 1. Suele tomarse como norma valores por encima de 1,1 pero al igual que en el caso anterior, los valores extremos son los que mayor ventaja estadística nos darán.

Nosotros utilizaremos este indicador de una forma suavizada y para ello usaremos la fórmula del PPO para relajar las lecturas volátiles de este indicador de sentimiento y poder así interpretarlo y trabajarlo de una forma más sencilla e instructiva.

El oscilador del precio promedio nos permite, usando dos medias y un porcentaje superior a ambas , suavizar el dato mostrado en el ratio put call y convertir este dato en una especie de Oscillator que se mueve entre dos bandas de oscilación de posibles máximos y mínimos. En la imagen de abajo aparecen dos ratios put call suavizados por la fórmula del PPO.

El dato del ratio put call tiene tres lecturas distintas, pero en este caso solo analizaremos dos que consideramos más interesantes.

El ratio put call equity , el ratio put call Index y el ratio put call Total. Aquí vamos a analizar el de las acciones o equity y el total que suma las acciones y los índices.

Por un lado tenemos él datos de los operadores de opciones compradas en acciones cotizadas en los valores que componen el índice bursátil SP500. Este dato es el que suele usase para aplicar la teoría de la opinión contraria de una forma más contundente ya que se entiende que los operadores de opciones compradas sobre acciones o equities son los inversores de economías domésticas y por lo tanto los inversores menos avispados o profesionales.

Este indicador es el que aparece representado en el gráfico de arriba en la parte baja en color rojo y se mueve entre dos bandas azules de máximos y mínimos que nos marcan los niveles de confianza y miedo extremo que aplicaremos en el estudio de la teoría de la opción contraria. Así que cuando este indicador este en la parte alta de la gráfica significa que los inversores minoristas están muy comprados de Opciones CALL y por lo tanto están muy confiados en la continuación del movimiento alcista.

En este mismo instante podemos ver cómo el indicador este en zona de máximos por encima de la línea de confianza.




Por otro lado tenemos él datos de los operadores de opciones compradas en indices bursátiles americanos como el SP500, el NASDAQ o el DOWJONES. En este caso estudiamos las opciones put y call compradas en el SP500 índice.

Este dato no se suele usar para aplicar la teoría de la opinión contraria de una forma tan contundente ya que se entiende que los operadores de opciones compradas sobre inidces son los inversores más especializados y por lo tanto los inversores algo más profesionales.

Este indicador es el que aparece representado en el gráfico de arriba en la parte baja en color verde y se mueve entre dos bandas azules de máximos y mínimos que nos marcan los niveles de confianza y miedo extremo que aplicaremos en el estudio de la teoría de la opción contraria. Así que cuando este indicador este en la parte alta de la gráfica significa que los inversores minoristas están muy comprados de Opciones CALL y por lo tanto están muy confiados en la continuación del movimiento alcista.

En este mismo instante podemos ver cómo el indicador este en zona de máximos por encima de la línea de confianza.

Lo sé pretendemos con este estudio es fijar el momento en el que los inversores minoristas y los profesionales se ponen de acuerdo en una posición con respecto a las acciones y los índices bursátiles en los cotizan esas acciones, ya que ese instante será el más aproximado a un posible techo o suelo del mercado.

En este momento tenemos ambos indicadores en zona de máximos al mismo tiempo, es decir , tenemos a ambos grupos con mucha confianza en la continuación del movimiento alcista y esta circunstancia no es muy común ya que solo ha ocurrido en 5 ocasiones en los últimos 2 años. Esas ocasiones las hemos marcado con un círculo en el gráfico arriba adjunto para que puedan ver lo que ocurrió con anterioridad.

Atendiendo a esa situación y atendiendo al hecho de que los índices americanos se están enfrentando a una zona de máximos anteriores o zona de potente resistencia estática podemos aventurar que un posible movimiento bajista correctiva está cercano a producirse.