La jornada termina prácticamente en plano, con un ligero retroceso del -0,09% hasta los 10.488,8 puntos, lo que en términos semanales se traduce en un avance del +0,42%. En lo que llevamos de año, nuestro selectivo IBEX 35, en su versión al contado, se mantiene como el mejor anotándose un +12,15% con amplia diferencia respecto al MIB 30 de Italia (+9,26%).

Jornada plenamente de transición, en la que desde una perspectiva técnica poco o nada podemos extraer. En escala temporal de 5 minutos, los movimientos se desarrollan bajo el rango de la jornada de ayer, esto, en torno a los 10.500 puntos y los 10.400 puntos, en una evolución sin rumbo definido y que, tras la última pauta registrada en la sesión, podría atacar los 10.500 puntos tras la superación de un leve rango lateral entre los 10.481 / 10.455 puntos, movimiento que es totalmente insignificante.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

En escala temporal diaria, lo más llamativo es que la vela de hoy dibuja una amplia sobra inferior, cuyos mínimos respetan el soporte de los 10.444 puntos, mínimos de la pasada semana, por lo que, junto con una lectura agregada en la sesión de ayer, que sucedió lo mismo, podemos extraer que existe cierta presión compradora en dicha cota.

¿Cómo de fuerte es esa presión compradora? Es lo que debemos ver en las próximas sesiones. A día de hoy, con los datos disponibles, hablamos de un soporte ha sido testado en dos ocasiones con un volumen de contratación no muy representativo. En este sentido, la precaución debe prevalecer al más estricto corto plazo dado que la semana a nivel técnico ha sido aburrida y muy débil. Los alcistas siguen obligados a superar los 10.772 puntos, que funcionan como aproximación a su media móvil de 40 periodos, para eliminar las fuertes implicaciones bajistas proyectadas a partir de la vela del pasado día 29 de JUN17.

IBEX 35 en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)