Desde el punto de vista de la entidad financiera alemana, estas acciones tecnológicas son las que tienen más posibilidad de hacer un año más contundente en los mercados a partir de enero.
El informe de Deutsche Bank incluye una serie de acciones que tienen una calificación de sobreponderar. La primera dentro de su particular ránking es Amphenol. Es una de las mejores opciones de tecnología según este bróker.

Amphenol es uno de los diseñadores más grandes del mundo, además de comercializador de conectores ópticos eléctricos, electrónicos y de fibra, sistemas de interconexión, antenas, sensores y productos basados en sensores y coaxial y de alta velocidad por cable.

El precio objetivo de Deutsche Bank para la acción es de 53 dólares. Justo en línea con su nivel actual, aunque en su opinión tiene capacidad para subir bastante durante el próximo año.

Hewlett-Packard es el segundo valor en cuestión. La compañía cotiza a un ratio PER de 9,2 veces las ganancias. Ha tenido una notable recuperación bajo la dirección de la veterana de Silicon Valley, Meg Whitman.

Lo más importante de Whitman para 2014 era su plan para utilizar los flujos de caja libres para reducir la deuda existente, la recompra de acciones y mantener la política de pago de dividendos. Algo que ha conseguido. El equipo de Deutsche Bank considera que la empresa es barata en estos niveles y debe atacar hacia las 11 veces las ganancias en el largo plazo.

Su precio objetivo es de 45 dólares, frente a los poco más de 38 dólares en los que se mueve en estos instantes.

Cotización de HP


Por otra parte, Seagate Technology es otra de las acciones para seguir de cerca en 2015, siempre según estos expertos. La compañía ofrece unidades de disco duro, unidades híbridas de estado sólido y unidades de estado sólido que están diseñadas para servidores empresariales y sistemas de almacenamiento en aplicaciones de misión crítica y casi en línea

La firma cuenta con el 43% del total del mercado, y es una tecnología social en circulación para comprar. Deutsche Bank tiene un precio objetivo de 72 dólares, frente a los casi 66 dólares en los que cotiza actualmente.

En último lugar, el atractivo Stratasys podría ser de interés para el próximo ejercicio. Es una empresa líder en el área de impresión en 3D que ha estado al rojo vivo y muy volátil en los últimos dos años.

En un esfuerzo por aumentar su conciencia, la compañía se asoció con eBay el año pasado para utilizar el comercio electrónico para vender servicios de impresión en 3D. El informe de Deutsche Bank señala que la impresión y servicios 3D, aunque madura rápidamente, permanecen en “su primera fase de crecimiento”.

El precio objetivo de Deutsche Bank es de 125 dólares, sobre los poco más de 88 dólares en los que se mueve en estos momentos.