Ana Rafels, analista técnico de bolsacash comenta que “se han ido perdiendo niveles de soporte relevantes que siempre habían ayudado a tener reacciones alcistas, las cuales, cada vez son más breves y menos fuertes”. Por lo tanto, “Indra está metida en una espiral bajista y en el más corto plazo es posible que rompa la zona de soporte en torno a los 14 euros”. Es más, “mientras se mantenga por debajo de los 14 euros, podría ir a buscar un primer objetivo en los 13,23, y un segundo en los 12,64 euros, niveles en los que empezó esa reacción alcista de abril de 2009”.