Las alzas que se vieron ayer al cierre de la bolsa española, "es un rebote dentro de una tendencia bajista por lo que no nos debemos dejar llevar por las alegrías", considera Ana Rafels, analista de Bolsacash. "La primera resistencia la hemos llegado a testear en la sesión de ayer en 9.150-9.200 puntos y la siguiente será la de los 9.700 puntos" .Los 9.450 puntos es otra intermedia. "Y mientras no sea capaz de posicionarse por encima de este nivel no creemos que el rebote vaya a ser muy sustancioso por lo que no nos dejaremos llevar por esta euforia. Por el mometno, nos mantenemos al margen y en ningun caso abriríamos posiciones largas.