El selectivo español abre con una caída del 0,69% hasta cotizar en los 10.230 puntos.