El índice ha sido nuevamente, y ya van muchas seguidas, vapuleado por la volatilidad y el sector financiero. Ni las energéticas, ni el inicio de un nuevo mes (último del segundo semestre) le han servido para salir de los números rojos.