Las compras logran llevarse el gato al agua en el selectivo IBEX 35, cuya versión al contado termina con un contundente avance del +0,75% terminando la sesión en los 10.953,1 puntos. Sesión que cumple a la perfección con nuestros pronósticos de las recientes actualizaciones de mercado al situarse al final a un paso de la resistencia intermedia de corto plazo situada en los 10.991 puntos.

Nueva sesión de bandazos intradiarios, de idas y vueltas que, en esta ocasión, no nos llevan a ningún sitio de impacto pero que nos dejan a las puertas de ello, concretamente, a las puertas de la resistencia intermedia de corto plazo situada en los 10.991 puntos y que recientemente comentábamos que era el punto objetivo de las compras cuya superación a cierre de sesión habilitaría una continuidad hasta los actuales máximos anuales situados en los 11.184 puntos.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

El mayor problema a nivel técnico vuelve a ser el volumen de contratación, pese a ser jornada con movimientos y catalizadores, el volumen incluso es menor que en la sesión previa, comportamiento muy irregular y errático del volumen al corto plazo al tiempo que el precio de cotización se mueve en rango, consumiendo únicamente tiempo.

En este sentido, el punto clave mañana, los 10.991 puntos que permitirán confirmar o no los continuos rebotes registrados recientemente una vez el precio alcanza su media móvil de 40 periodos. Atentos a un nuevo ataque sin éxito por parte de las compras a la resistencia de los 10.991 puntos podría provocar un violento impulso a la baja que vuelva a poner bajo amenaza la viabilidad de los 10.801 y de la media móvil simple de medio plazo en escala temporal diaria.

IBEX 35 en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)