Una consolidación por encima de la zona 24,445 / 24,27 respaldada con volumen permite pensar en suelo de medio plazo y una vuelta a máximos anuales e históricos.

La acción comienza a poner a prueba la zona de máximos comprendida entre 24,445 / 24,27 que es el techo de un movimiento lateral desarrollado en los dos últimos meses con base en la zona 22,85 / 22,73. Una consolidación a cierre de sesión por encima de 24,445 permitiría pensar en la formación de un suelo a medio plazo que vendría acompañado por (1) divergencias alcistas en el oscilador MACD que comenzaría a cotizar por encima de su banda cero y (2) una caída en la volatilidad.

Una ruptura de resistencias que se produciría a favor de la tendencia alcista primaria identificada por una estructura de máximos / mínimos significativos crecientes y unas medias móviles de largo plazo cruzadas al alza. En este contexto, más aún si el volumen comienza a repuntar, circunstancia plausible en las próximas sesiones / semanas, se podría trabajar con un escenario de subidas sostenibles donde la próxima resistencia significativa se encuentra en el máximo anual e histórico situado en 26,97.

Grifols en gráfico diario con Rango de amplitud en porcentaje, oscilador MACD y volumen de contratación