Para muchos el petróleo se ha convertido en una gran oportunidad para apostar a la baja. Esa es la visión de Erin Gibbs, que cree que su precio aún descenderá más.
La caída del precio del petróleo (WTI y Brent) es uno de los temas más comentados por los analistas de todo el mundo. Después de caer en más de 10 dólares la cuestión es… ¿Seguirá descendiendo más o se podría vivir un rebote? Para la experto Erin Gibbs, jefa de inversión en S&P Capital IQ, su retroceso aún no ha acabado.

El precio del crudo West Texas Intermediate para entrega en septiembre se encuentra en la zona de 96 dólares, después de rebotar desde un mínimo de siete meses de 94,26 dólares. Pero Gibbs lo ve aún más abajo.

La clave, desde su punto de vista, es que el mundo está usando menos petróleo de lo habitual, mientras que los suministros están en niveles de récord. La demanda ha caído a su nivel más bajo en dos años, con un verano relativamente fresco en Estados Unidos. "No vemos un cambio en el corto plazo", apunta Gibbs.

“Estacionalmente, esperamos que el petróleo caiga mientras nos dirigimos hacia el otoño, de modo que pusimos nuestro objetivo en los 92 dólares, y todavía vemos que tiene potencial como para caer aún más”, explica la analista en Talking Numbers.

Tendencia y objetivo del petróleo


Pero además, los aspectos técnicos le dan la razón a Gibbs, según apunta el estratega técnico de Auerbach Grayson, Richard Ross. Los precios del petróleo han operado de forma divergente durante gran parte de 2014, manteniéndose dentro de un rango de entre 98 dólares y 107 dólares por barril, desde febrero hasta finales de julio.

"Estoy buscando a ese nivel de 92 dólares que coincide con el nivel mínimo de enero", dice Ross, que justo coincide con la meta de Gibbs. "Ahí es donde nos dirigimos a corto plazo”, añade.

La reciente caída de los precios del petróleo es importante por otra razón, según Ross. El petróleo se cotiza por debajo de su promedio móvil de 200 semanas. "Este es un indicador muy importante", explica Ross. "En cada uno de los últimos tres años, hemos roto por debajo de la media de 200 semanas por una semana y luego subió fuertemente y ahora estamos por debajo de ella por primera vez en meses”, concluye.