Los Warrants son productos cotizados en Bolsa que le ofrecen la posibilidad de desarrollar varios tipos de estrategias:
La especulación con Warrants

La estrategia más desarrollada por los inversores en Warrants es la de especulación ya
que, como hemos visto, los Warrants son productos líquidos que les permiten posicionarse tanto al alza como a la baja sobre una gran variedad de Activos Subyacentes.

Los Warrants disponen de un alto atractivo gracias al, ya comentado, efecto Multiplicación (Elasticidad) por el que el Warrant amplifica las variaciones que experimenta el Activo Subyacente.

El efecto Multiplicación permite potenciar la especulación con Warrants, puesto que
movimientos de un 1% al alza en el Activo Subyacente conllevan un mayor movimiento al alza en los CALL y un mayor movimiento a la baja en los PUT, en el porcentaje representado por su Elasticidad. Obviamente, la Volatilidad y el efecto temporal deben tenerse en cuenta a la hora de ver el resultado final, ya que la Prima del Warrant depende de varios factores y no sólo del movimiento del Activo Subyacente.

Al realizar las distintas estrategias con Warrants, y sabiendo que únicamente pueden comprarse CALL o PUT, se limitan las pérdidas a la inversión realizada mientras que los beneficios potenciales son ilimitados. La Elasticidad será el elemento básico, pero no el único, para la elección de un determinado Strike, Activo Subyacente y plazo de inversión en el Warrant.

La compra de un Warrant CALL otorga el derecho teórico de compra sobre el Activo Subyacente a un precio fijo, Strike o precio de ejercicio. A medida que el Activo Subyacente suba y se aleje del Strike el Warrant ganará valor de forma ilimitada. La inversión en Warrants CALL o PUT limitan su pérdida máxima al pago de la Prima del Warrant, que recordamos supone una inversión reducida.

En la siguiente figura se recoge el perfil de riesgo a vencimiento de un Warrant CALL con precio de ejercicio 15 €, Paridad 1/1 y un coste o Prima de 0,75 €.




La compra de un Warrant PUT otorga el derecho de venta sobre el Activo Subyacente
a un precio fijo, Strike o precio de ejercicio. A medida que el Activo Subyacente baje y se aleje del Strike el Warrant ganará valor de forma ilimitada. La inversión en Warrants CALL o PUT limitan su pérdida máxima al pago de la Prima del Warrant, que recordamos que es una inversión reducida.

En la siguiente figura se recoge el perfil de riesgo a vencimiento de un Warrant PUT con
precio de ejercicio 15 €, Paridad 1/1 y un coste o Prima de 0,75 €.




La Cobertura con Warrants

Una de las estrategias más populares y más utilizadas con Warrants es, sin duda, la Cobertura de carteras.

Para cubrir el riesgo de una cartera de acciones ante movimientos adversos del mercado de referencia se utilizan los Warrants PUT. La Cobertura también se puede utilizar para cubrir el riesgo de divisa de activos o bienes materiales.

Al realizar una Cobertura debe tener presente que se está realizando un “seguro” por el cual se protege una posición de contado. Este “seguro” tiene un coste, la Prima o precio del Warrant. Si desea cubrir una cartera de acciones ante una posible evolución negativa de los precios, debe comprar un número determinado de Warrants PUT, de forma que, si el mercado efectivamente cae con los PUT se compensan las pérdidas sufridas por la cartera de acciones. Sin embargo, si el mercado sube, lo que se podría perder como máximo con la Cobertura, es la Prima pagada por la compra de los Warrants PUT, sin olvidar que éstos se pueden vender en Bolsa sin necesidad de perder la totalidad de la inversión.

Existen dos tipos de Cobertura: La Cobertura Estática o a un plazo fijo y la Cobertura
Dinámica.

Cobertura Estática.- Este tipo de Cobertura supone mantener los Warrants PUT hasta su fecha de vencimiento. De esta forma, se estará inmunizando la cartera de acciones en un plazo fijo, hasta el vencimiento de los Warrants.

Para saber el número de Warrants PUT a comprar, se aplicará la siguiente fórmula:



Cobertura Dinámica.- Este tipo de Cobertura es más exacta que la anterior pero también más costosa. La Cobertura Dinámica ajusta el número de Warrants PUT a comprar mediante la evolución de la Delta de los mismos, por lo que se deben comprar/vender Warrants para conseguir una Cobertura perfecta.

La Cobertura Dinámica se aplica en un determinado momento de mercado (días, semanas, meses…) pero no implica mantener los Warrants en cartera hasta la fecha de vencimiento, de tal forma que el inversor recupere su inversión cuando deshaga la Cobertura.

Para llevar a cabo una Cobertura Dinámica tiene que aplicar la siguiente fórmula de cálculo:




La Extracción de liquidez o Cash Extraction

Una de las estrategias más interesantes que se pueden llevar a cabo con Warrants es el denominado Cash-Extraction o extracción de Liquidez del mercado.

La idea fundamental es ganar Liquidez (efectivo) con la sustitución de la inversión en acciones por la inversión en Warrants (recuerde que la Prima de los Warrants es un valor reducido). Ello es posible gracias al efecto Multiplicación o Elasticidad de los Warrants, donde invirtiendo una cantidad pequeña se expone a un montante superior.

La fórmula siguiente, necesaria para la realización de esta estrategia, nos informa sobre la
posición equivalente en Warrants de un determinado número de acciones:



Vea el curso completo en video, pinchando aquí