Las consecuencias de la presión bajista que señalábamos en nuestro último informe se materializaron ayer. El Eurostoxx perdió el 2.690 y cayo al siguiente cluster de soportes: 2.630-2.650. Pudiera ser que viéramos hoy un rebote, dada la sobreventa acumulada en las últimas tres sesiones de caídas.
EUROSTOXX diario


En el 2.630 confluyen la media de 20 sesiones (línea roja) y es el fibo 50% de la última onda alcista. Aunque el gráfico diario sigue bajista, bien pudiéramos ver aquí un rebote o al menos un intento de él, para retestear el soporte perdido de 2.690. Como decíamos ayer, todo dependerá de los datos de IPC y confianza de primera hora de la tarde.

Ayer se vieron divergencias bastante notables entre los índices y el euro. Este último aguantó niveles muy bien, y se notaba que estaba en modo ‘buy-on-dips’, es decir, cualquier recorte se aprovechaba para comprar. Hubo rumores de que muchos grandes fondos habían iniciado el balanceo de carteras de cara al verano, que habitualmente debe estar completado el 30 de Junio. Muchas grandes carteras están sobre-expuestas al dolar y muy cortas en euros, y prefieren afrontar el verano en una situación más neutral. Si en efecto ha comenzado este proceso, el EUR/USD puede dirigirse a la zona de 1,25, y apoyar así un rebote en los índices.

Un dato de IPC menor de lo esperado podría servir de excusa para vender dólares y acelerar esta cobertura de cortos en el euro.