La sesión termina con un retroceso del -0,31% en nuestro selectivo IBEX 35, cuya versión al contado termina en los 10.904,2 puntos, lo que le permite anotarse en la semana un +0,63% y un +16,60% en lo que llevamos de año 2017.

Sesión de ida y vuelta que permite a las compras ganar tiempo tras cerrar por encima de los 10.900 puntos, contra todo pronóstico. El punto de inflexión generado a partir de los 10.801 puntos, respaldado por la aparición de divergencias positivas en el oscilador MACD, en escala temporal de 5 minutos, permite a las compras no testar el soporte objetivo mencionado a lo largo de la actualización de apertura situado en los 10.756 puntos, de momento.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

La vela dibujada hoy en escala temporal diaria permite el registro de una amplia sombra inferior en relación al rango de la misma, señal de presión compradora que permite al precio no alejarse de la resistencia de los 10.991 puntos.

Sin embargo, el volumen de contratación vuelve a delatar a los toros (alcistas), de nuevo registramos una sesión sin prácticamente actividad de contratación lo que incide directamente en la fiabilidad del movimiento en particular y del rebote generado a partir del pasado día 18 de MAY17 en general.

En este entorno, el rebote de muy corto plazo sigue en cuestión mientras el volumen de contratación así lo demuestre, y mientras esto no cambie, nuestro sesgo al más estricto corto plazo, no varía, permaneciendo vigilantes a cualquier movimiento por aprte de los osos (bajistas) que ponga bajo amenaza los 10.622 puntos.

IBEX 35 en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)