Estiman que comenzó en algún momento del verano de 2017 y que en algún momento del verano de 2019 estuvo a punto de estallar, nunca antes había sido tan grande

A continuación, se recoge el gráfico de Morgan Stanley en el que muestra la segunda burbuja tecnológica en todo su esplendor.

 

Divergencia histórica

Lo que hizo posible esta divergencia histórica fueran las enormes recompra de acciones incentivadas fiscalmente por Trump. A lo que podemos añadir, las recompras realizadas gracias a la financiación ajena obtenida por las empresas vía créditos.

Gracias a los beneficios fiscales y a las facilidades crediticias, las compañías tecnológicas desataron una ola histórica de recompra de acciones, lo que provocó que el precio de sus acciones divergiera tan enormemente de sus fundamentos económicos reales.

Esta información publicada por Morgan Stanley era ya “intuida”, conocida, por el mercado.

Por lo tanto, podemos considerar como escenario más probable que la burbuja no siga inflándose.

Ahora bien, desconocemos el momento en el que estallará. Las inyecciones masivas de liquidez del FED impedirán que lo haga a corto plazo.

Los demócratas en la Cámara de Representantes de los EEUU están redactando en estos omentos los artículos del “impeachment”, y se espera que haya una votación para fines de este año. Aunque no prospere el proceso de destitución probablemente las bolsas se resentirán.

El S&P 500 hizo un máximo en la sesión del martes en 3.012, desde ahí se giró a la baja y cerró en 2.988.

Este movimiento hace muy probable que el S&P 500 se dirija hacia la zona de soporte de los 2.945.

El NASDAQ 100 falló en su segundo intento de superar de los 7.980. Por eso vamos a considerar como escenario más probable que se dirija a la zona de los 7.770.

El parlamento británico no aprobó los planes de Boris Johnson e impuso una larga tramitación.

La libra reaccionó frente al dólar con brusco retroceso desde la zona de los 1,30. Este hecho confirma la importancia que tiene ese nivel desde un punto de vista técnico. Mientras la libra se mantenga por debajo de 1,30 consideraremos que su tendencia sigue siendo bajista.

El DAX Xetra no pudo superar el 12.800 en su segundo intento. Por ello vamos a considerar como escenario más probable que ahora se dirija al 12.500.

El IBEX 35 no pudo el pasado lunes acercarse a los máximos alcanzados el 17 de octubre, fue un signo de debilidad relativa respecto del DAX. Vamos a considerar como escenario más probable que ahora se dirija a la zona de los 9.200.