Terminamos la última jornada semanal con un avance del +0,33% en nuestro selectivo IBEX 35, cuya versión al contado finaliza en los 10.897 puntos, lo que supone un retroceso en el acumulado semanal del -2,14% y, en términos acumulados en lo que llevamos de año 2017, nos mantenemos como el mejor índice de los grandes europeos al avanzar un +16,52%.

Sesión de consolidación tras las violentas caídas del jueves, por lo que las compras logran su objetivo de mantenerse por encima del soporte ayer atacado situado en los 10.837 puntos. Es de hecho lo único verdaderamente relevante desde una perspectiva técnica, dado que el pequeño rango registrado hoy de 71 puntos, la ausencia de sombras superiores o inferiores relevantes así como una caída del volumen de contratación, no invitan a mayores lecturas de los sucedido.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

Jornada en plano que no logra ni siquiera superar de manera contundente o fiable la parte alta de una potencial pauta de doble suelo que comentábamos a lo largo de las últimas actualizaciones de mercado. En este sentido, el paso del tiempo y la incapacidad por parte del precio de resolver al alza dichas cotas, permiten anular la pauta de doble suelo para convertirse en un rango lateral comprendido entre el techo de los 10.907 / 10.899 puntos y el suelo de los 10.828 / 10.824 puntos.                   

Por tanto, ni alcistas ni bajistas logran nada concreto, siendo las compras las que deberían salir más optimistas tras mantenerse por encima de los mínimos del jueves, aunque la tendencia de las últimas sesiones sigue en favor de las ventas que, desde que registraron un máximo anual en los 11.184 puntos, han ido ganando posiciones despacito pero con buena letra.