La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, apaciguó este martes en el discurso ofrecido ante el Club Económico de Nueva York, las recientes alertas de una inminente subida de tipos de interés en Estados Unidos que habían provocado algunas declaraciones de varios miembros de la Fed durante la semana anterior.
 
Yellen, aseguró que extremaría  la cautela antes de mover los tipos de interés, y se mostró firme en el giro adoptado en la última reunión sobre política monetaria, cuando rebajó las perspectivas de subidas de tipos de cuatro a dos para 2016.

La presidenta del banco central destacó que continúan las alertas en torno a la actividad económica global, la volatilidad de los mercados financieros, la fortaleza del dólar, los bajos precios del petróleo y la incertidumbre sobre china.

Yellen afirmó textualmente que "Si estos riesgos a la baja se materializan, podrían ralentizar la actividad económica estadounidense, al menos en cierto punto, tanto directamente como a través de los canales de los mercados financieros, ya que los inversores demandarán mayor rentabilidad a la hora de mantener activos de riesgos, lo que provocaría un endurecimiento de las condiciones financieras".

Los mercados bursátiles recogieron los comentarios de Yellen con optimismo, mientras que los inversores del mercado de divisas decidieron optar por la venta masiva de dólares, provocando que el billete verde cerrase el mes de marzo registrando su mayor caída mensual desde septiembre de 2010.

El dólar estadounidense se depreció durante el mes de marzo frente a sus 31 principales cruces de dividas. Las mayores caídas se han producido frente a los países productores de materias primas como real brasileño, el dólar australiano o el rublo ruso. Mientras que el índice dólar de Bloomberg, que mide la fortaleza del dólar frente a una canasta de 10 divisas mayores, registró en marzo su mayor caída trimestral de los últimos 5 años y medio. 

La debilidad del dólar de los últimos días, propició que el euro consiguiese superar esta semana la barrera de los 1,13 dólares, y en este momento ya no hay referencias de resistencia hasta la zona de los 1,15 dólares. Tras el cierre del pasado miércoles, el cruce euro-dólar, volvía a  marcar máximos y mínimos crecientes, reanudando así su tendencia alcista de corto plazo y alcanzando su nivel más alto frente al dólar de 2016.  

gráfico dolar


Sin embargo, desde el punto de vista técnico a medio-largo plazo no hay cambios significativos, en el gráfico semanal del cruce euro-dólar, cortesía del broker ActivTrades, pueden observar cómo se ha situado de nuevo en la parte alta del rango lateral comprendido entre 1,15 y 1,05 dólares, en el que lleva inmerso durante los últimos quince meses.

Desde principios de 2015 el euro ha tanteado esta zona hasta en siete ocasiones, y de momento,  cada vez que puesto a prueba este nivel se acabado iniciando un nuevo impulso bajista. Mientras que el euro no marque cierre semanal con contundencia y volumen por encima de 1,15 dólares, la tendencia de medio-largo plazo continuará siendo lateral.

euro
 
 
*Todos los productos financieros con margen conllevan un alto riesgo para su capital.
Las ideas y opiniones expresadas aquí son únicamente las del escritor y no necesariamente reflejan el punto de vista de ActivTrades PLC. La finalidad de este artículo es informativa y no debería ser considerado como un consejo de inversión. Las previsiones dadas no son indicativas de resultados futuros y la decisión de actuar sobre las ideas y sugerencias presentadas en este artículo es decisión del lector. ActivTrades PLC está autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority (FCA) del Reino Unido. El número de registro de la FCA es 434413.