Los alcistas dieron ayer un nuevo paso adelante, y se plantaron en el siguiente nivel de resistencias: 1.123 del SP y 2.800 del Eurostoxx. Hoy es probable un pull-back, pero si se perforan las resistencias, las subidas proseguirán. La tendencia a corto es claramente alcista, y es peligroso ponerse contra ella.

Empecemos con el SP500, pues su gráfico es mucho más claro que el de Eurostoxx, y además es el índice director del resto.

SP500 diario



Ayer superó mediante gap la resistencia de 1.115, pero al toparse con la siguiente, en 1.122, terminó el día dibujando un martillo invertido, posible (y solo posible) vela de vuelta, y el argumento al que se agarrarán los bajistas para contratacar hoy. También la cercana banda de Bollinger le supondrá una dificultad adicional para nuevas subidas.

De parte de los alcistas, sigue dentro del canal alcista sin mayor novedad, y ayer superó la clavicular (línea marrón) de un posible H-C-H invertido, cerrrando por encima. Los indicadores están todos alcistas, sin divergencias. Medias alcistas y comenzando a dibujar un sub-canal.

Así que hoy favorecemos los escenarios verde o azul. Solo la ruptura del canal alcista (escenario rojo) nos avisaría de que la corrección puede ser algo más que un pull-back.

Vayamos ahora con el Eurostoxx.

EUROSTOXX 4 horas



El Eurostoxx perdió su canal alcista (en verde) la semana pasada, y ahora lucha por recuperarlo. Ayer precisamente se detuvo en un punto con muchos impedimentos: la resistencia de 2.800, la base del antiguo canal alcista y la media simple de 200 (en amarillo). Está marcando ligeras divergencias bajistas en el RSI.

En estas circunstancias, los escenarios son equivalentes a los marcados para el SP. Estaremos hoy muy atentos al 2.800: su superación abrirá camino al 2.850 (escenario verde). También es muy probable un pull-back hasta al zona de 2.770 (escenario azul). La pérdida del 2.770 abriría el camino a caídas al 2.750 e incluso al 2.730 (escenario rojo).

Manos fuertes: compradoras



El gráfico nos muestra que están inyectando liquidez al mercado, aunque muy lejos de los niveles alcanzados en el 2º semestre del año pasado. Nótese cómo la corrección de Enero-Febrero coincidió con un drenaje de liquidez por parte de las manos fuertes, y desde hace dos semanas han vuelto a ponerse compradoras, aunque con moderación.