El estratega jefe de Jefferies ha expuesto una valoración personal sobre cómo cree que se encuentra el mercado norteamericano actualmente y de cara al futuro.
¿Preocuparse ante las posibles caídas de los mercados? Para qué… Esa es la sensación que ha dejado David Zerbos tras sus últimas declaraciones. Lejos de pensar que puede haber retrocesos en el mercado próximamente y que existen riesgos claros para que esto se produzca, considera que los niveles fundamentales entre los que nos movemos son sólidos.

"En cualquier caso, ciertamente no veo ninguna razón fundamental por la que debamos ser bajistas”, comienza explicando el experto en relación a que los sorpresivo que se encuentra tras ver los retrocesos de la pasada semana.

“Esto es como un jardín variado de riesgos psicológicos y factores externos”, destaca Serbos. “Esto siempre ha ocurrido, al igual que lo que pasó con Chipre, Grecia, la rebaja del Tesoro, el cierre temporal del gobierno, el precipicio fiscal e incluso el aumento de problemas entre JayZ y Beyonce”, ironiza el analista.

En este sentido, resalta que “esta última mala racha pasará” al igual que habrá que ir “con guantes de seda en los próximos meses, vigilando los precios de las acciones. También dice que el término de la recuperación “sería el final del juego”.

"Por último, durante la mayor parte de este año (y gran parte de los últimos 5 años) se nos ha advertido constantemente por la comunidad opositora que viene la ‘corrección’”, destaca Zerbos. Y prosigue: “Y eso me hizo pensar ¿Por qué la gente se refiere a una caída del mercado como corrección? Y la respuesta es que esa nomenclatura implica que el correcto nivel del mercado es bajo y no hay nada más correcto que un mercado a la baja”, termina por criticar.

“De hecho, yo diría que estos movimientos bajistas son ‘aberraciones’ y no ‘correcciones’”, concreta. “Y mientras que estos estados de anomalía se prolonguen más de lo que quisiéramos, creo firmemente en una verdadera "corrección" a niveles más altos que nos vuelve a poner en el camino hacia la normalidad”, concluye.