Tener una estrategia o una serie de estrategias con sentido común y que hayan superado el paso del tiempo, conocerlas con profundidad y saber si se adecúan a nuestro perfil son las claves para aprender a invertir. 

Aprender a invertir es aprender a tomar decisiones o aprender a elegir. El objetivo de la inversión, no será acertar en todas las decisiones, entendiendo acertar como obtener un buen resultado o una rentabilidad positiva. Es más, paradójicamente, hay que asumir que se tomarán buenas decisiones con resultados negativos y malas decisiones con resultados positivos.
 

Obviamente estas decisiones han de tomarse en un momento determinado y, aquí se encuentra una primera dificultad, solo el tiempo será capaz de juzgar si lo estamos realizando de forma adecuada. De esta manera, durante un periodo de tiempo se pueden acumular malas decisiones con un buen resultado que suelen derivar en excesos de confianza y acabar en un fracaso. Entendemos como fracaso, no alcanzar los objetivos o metas económicas establecidas por el inversor.

 


Por tanto, la única forma de alcanzar un éxito merecido, es decir, cumplir nuestros objetivos económicos a medio y largo plazo, será tomar decisiones correctas que, con el paso del tiempo, nos irán dando sus frutos, nos acompañe o no la suerte. 

Luego, en primer lugar, para aprender a invertir hay que saber tomar buenas decisiones y, para ello hay que centrarse en el proceso, es decir, hay que tener una estrategia que nos ayude a cumplir los objetivos.
No hay una única estrategia para alcanzar el éxito y todas ellas tienen un punto en común, no aciertan siempre y presentan periodos de malos resultados. De este hecho se desprende el segundo punto clave para aprender a invertir, hay que conocer con profundidad la estrategia o estrategias que se van a utilizar para poder mantener la fidelidad en los momentos más duros. 

Para finalizar, el tercer punto para aprender a invertir o tomar decisiones que, aunque ocupe la última posición en el artículo, es el más importante, hay que conocerse a uno mismo. De nada sirve, conocer con profundidad la fórmula del éxito si no vamos a ser capaces de llevarla a la práctica.

En el próximo máster de inversión y trading que comienza el 3 de octubre, los alumnos aprenderán a invertir con técnicas que cumplen todos estos requisitos. Gracias a su profesorado compuesto por profesionales podrán conocer las estrategias que utilizan, que ya han testado y están poniendo en práctica en su día a día. Pasaremos por los principales estilos de inversión (growth, value, factor investing...) aplicando técnicas y productos con diferente exposición al riesgo. Ayudaremos al alumno a conocerse a sí mismo durante 9 meses de tal forma que acabe construyendo una cartera de productos y un estilo de inversión adaptado a sus necesidades: tamaño de cuenta, objetivo, aversión al riesgo y tiempo dedicado a la inversión. El alumno terminará aplicando y trabajando las estratategias y productos que mejor encajan con su perfil, seleccionados entre todos los que se verán a lo largo del curso con el apoyo de los profesores. En definitiva, construirá un método que le acompañará el resto de su vida puesto que sabrá posicionarse en los diferentes ciclos de mercado, tanto alcistas como bajistas.

Aún quedan algunas plazas para esta próxima edición 2017 / 2018. Si quiere aprender a invertir en el corto, medio y largo plazo construyendo un método consistente adaptado a su perfil, matricúlese cuanto antes: las plazas son limitadas.