Hacer trading es especular en los mercados financieros en base a una lógica probabilística que nos podría indicar cuándo es más probable obtener más beneficio en una situación concreta de mercado. Esta operativa requiere de conocimientos, disciplina y cuenta con herramientas técnicas que la facilitan. Aquí les indicamos las claves para sumergirse en el Trading.

 

 


A la hora de hacer trading, los inversores necesitan de una serie de conocimientos y experiencia previa en un simulador y finalmente una gestión monetaria y una psicología muy concretas para tener éxito. Por ello, a continuación les resumimos por escrito las pautas primordiales para llevar a cabo una operativa y pueden extender la explicación a través de los links a los vídeos formativos con Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG.
 

TIPOS DE TRADING
Hacer trading no significa sólo operar en el corto plazo, de hecho, hay distintas corrientes de trading basadas en diferentes marcos temporales. Así pues, tenemos el Day Trading, que es la operativa intradí, que se basa en posiciones que se abren y cierran en el mismo día; el Swing Trading, que es está incluido en el Day Trading pero remite a plazos más cortos usando gráficos que van desde los 30 minutos hasta la hora; el Scalping, que es la técnica de trading más agresiva, de más corto plazo, y que se focaliza en tendencias de minutos.

  
GRÁFICOS
El soporte gráfico es la base de todo trading, por ello, es clave contar con una plataforma avanzada, pues en ella se lanzan las órdenes de compra y venta. A la hora de elegir esta plataforma debemos mirar que sea estable, segura, fiable, contenga las últimas novedades de análisis técnico y cuente con herramientas interesantes.

Una vez contemos con una plataforma competitiva, podemos seleccionar el tipo de gráfico sobre el que queremos operar y, en este sentido, existen varios tipos, desde los más básicos de líneas, montañas e histogramas, a los más sofisticados y usados, que son los de velas japonesas. Los gráficos de velas son los más popularizados ya que aportan más información al trader: proporcionan los puntos de apertura y cierre (forman el cuerpo de la vela), máximo y mínimos de la sesión (forman las mechas de la vela, con el extremo superior indicando el máximos y el inferior el mínimo), la tendencia del mercado durante el periodo representado en la vela (las velas alcistas suelen ser verdes e indican que el cierre ha estado por encima de la apertura, y las bajistas rojas, si el cierre ha estado por debajo de la apertura).

Te interesa ver: 
Claves para hacer trading (2/3): análisis técnico y estrategias 
Claves para hacer trading (3/3) : psicología y macroeconomía 

VER EL RESUMEN DE LOS VÍDEOS DE CLAVES PARA HACER TRADING