El impacto del sector inmobiliario sobre la entidad presidida por Alejandro Grullón se aceleró, según el experto, “por su fuerte exposición a Metrovacesa e Inmocaral. Sin embargo el esfuerzo en provisiones de ambas ya ha quedado ejecutado por parte de la entidad en su mayor parte, siendo mucho menor su cartera hipotecaria e inmobiliaria respecto a otras entidades como Sabadell o Pastor.”