Desde finales de mayo estamos viendo a los títulos de nuestra aerolínea moverse de forma milimétrica dentro de un impecable canal alcista.
Formación que cumple con creces con los cinco puntos de apoyo que se le exige para poder decir que se trata de un canal. Además, desde hace dos meses estamos viendo al título moverse dentro de un estrecho rango lateral, a priori de consolidación de las fuertes subidas previas.

Por este motivo deberemos esperar hasta ver si el título es capaz de confirmar (en precios de cierre y con volumen) por encima de la resistencia de los 3,31 €. De hacerlo cabría apostar por un nuevo impulso alcista que le dirija a lo largo de las próximas sesiones/semanas a la parte superior del actual canal alcista, en los 3,60 €. Por otro lado y a nivel empresarial hace poco más de un mes conocimos que Credit Suisse elevaba el precio objetivo de Iberia desde 4,04 a 4,55 € por acción, con consejo de sobreponderar.