El fabricante de aerogeneradores nos dejó la semana pasada una importante señal de fortaleza, al conseguir superar la línea clavicular o neck line de una figura de vuelta en forma de Hombro-Cabeza-Hombro invertido.

Las implicaciones de esta formación son claramente alcistas y, por lo tanto, recomendamos abrir posiciones largas. El stop de pérdidas lo situamos en esta recta, que ahora debería funcionar como soporte, y que a día de hoy pasa por los 5,40 euros. El objetivo a alcanzar lo situamos en torno a los 6,65, que se corresponde con la proyección mínima teórica de esta formación.

Por otro lado, la semana pasada Iberdrola declaró una participación del 17,58% en Gamesa tras haber realizado compras de acciones por un 2,8% del capital desde que el pasado 7 de octubre el fabricante vasco de aerogeneradores presentara su plan de negocio para el periodo 2011-2013. Con esta inversión, Iberdrola eleva su participación a 43,21 millones de acciones, cuyo valor a precio de mercado asciende a 239 millones de euros.