Excepto una dilatación a finales de octubre, la cotización de la compañía lleva desde el pasado mes de julio encajado dentro de un canal alcista. Esta semana, en concreto en la sesión del miércoles, el valor se apoyó en la parte inferior del mismo, que por definición es zona de soporte, donde se han frenando las ventas.

De hecho, está intentando rebotar desde esta referencia, por lo que parece un buen momento para adoptar posiciones alcistas, siempre y cuando no pierda esta recta de soporte, que a día de hoy pasa por los 14,45 euros. El objetivo a alcanzar lo situamos en torno a los 16 euros, que se corresponde, por un lado con la parte alta del canal, y que además coincide con los máximos de octubre. Por otro lado, esta semana HSBC ha elevado del 3,03% al 4,33% su participación en Enagás y se ha convertido en el fondo de inversión no perteneciente a una caja de ahorros con mayor presencia en el gestor técnico del sistema gasista. La firma británica comunicó en mayo de 2010 que había rebasado el umbral del 3% a partir del cual es necesario informar de su posición accionarial. Desde ese momento, ha ido incrementando su participación hasta contar en la actualidad con 10,34 millones de acciones.