Realizamos un análisis de situación a nivel técnico de dos de los componentes del índice IBEX 35 para conocer dónde se encuentran y sus perspectivas al corto plazo 

Cellnex se gira al alza a partir del mínimo significativo de los 18,695, aprovechándose de la proximidad de su directriz creciente que parte desde los mínimos anuales, movimiento que le permite superar en la jornada de hoy la tendencia bajista de las últimas semanas que parte desde el otro extremo de la tendencia, desde los actuales máximos anuales de los 19,915. En este sentido, la tendencia alcista de fondo es incuestionable tal y como reflejan las medias móviles simples de medio y largo plazo, y si logra cerrar hoy por encima de dicha directriz bajista, el objetivo es claro, atacar los máximos anuales. Por debajo, el escenario sigue anclado al alza y solamente asistiríamos a un deterioro significativo en el corto / medio plazo con la perforación de los 17,905 / 17,735.

Cellnex en gráfico diario con Rango de amplitud medio porcentual (ventana central superior) MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación (ventana inferior)

Grifols logra consolidarse en el corto plazo en torno al techo de los 24,93 / 24,765 y del suelo de los 23,315, proceso que se considera beneficioso dado que permite normalizar y mejorar las lecturas procedentes de sus principales indicadores / osciladores. El aumento gradual del volumen de contratación es una buena señal para los intereses alcistas que se encuentran presionando zona de resistencias intermedias, cuya superación, habilitaría un potencial rumbo a los actuales máximos anuales de los 26,97. Dicho escenario se vendría abajo con la perforación del importante soporte de los 22,85 / 22,73, área que funciona como aproximación a su media móvil de largo plazo.

Grifols en gráfico diario con Rango de amplitud medio porcentual (ventana central superior) MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación (ventana inferior)