Realizamos un análisis de situación a nivel técnico de dos de los componentes del índice IBEX 35 para conocer dónde se encuentran y sus perspectivas al corto plazo 

BBVA alcanza el área de soporte clave de medio plazo comprendido en torno a los 7,135 / 7,095, impulso bajista iniciado desde los actuales máximos anuales y que coinciden con la parte alta o resistencia de medio plazo de los 7,889. En este entorno, las compras logran registrar un principio de giro al alza al muy corto plazo que, sin embargo, todavía no ha logrado ni siquiera superar la directriz bajista que parte desde máximos anuales, por lo que la acumulación de otras resistencias como los 7,361 establecen un momento muy importante a nivel técnico que, de verse incapaz de superar, habilitaría un potencial a la baja rumbo a su media móvil de largo plazo o de 200 sesiones, soporte intermedio antes de atacar los mínimos significativos previos de los 6,744.

BBVAen gráfico diario con Rango de amplitud medio porcentual (ventana central superior) MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación (ventana inferior)

Acerinox se encuentra en pleno proceso de consolidación que consideramos muy saludable una vez la curva de precios superó la resistencia, ahora soporte que funciona como aproximación a su media móvil de largo plazo, de los 12,045. De este modo, las compras logran corroborar el impulso alcista de medio plazo iniciado desde los 10,60. En este sentido, dicho impulso comprador presenta la apertura de huecos al alza y de contundentes repuntes en el volumen de contratación que le refuerzan para seguir dando fiabilidad a la estructura creciente de fondo y pensar en una continuidad del ataque rumbo a niveles mucho más ambiciosos como son los 13,65 / 13,28.

Acerinox en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de negociación (ventana inferior)