De manera reciente Amper supera con ciertas garantías su directriz bajista de medio plazo que parte desde los 0,357, movimiento que le permite pensar en cotas más altas en favor de una continuidad de su estructura creciente de largo plazo.

AMPER se encuentra en plena superación de su directriz bajista primaria de medio plazo que parte desde los actuales máximos anuales de los 0,357, movimiento que viene respaldado por un repunte por parte del volumen de contratación y que permite dar mayor fiabilidad al área de soporte de los 0,20 / 0,19.

En este sentido, la curva de precios actualiza sus objetivos al alza situados ahora en el área de resistencia comprendida en torno a los 0,28 / 0,267, objetivo que debería ser superado al alza si atendemos a (1) una estructura creciente de largo plazo, (2) activación de señales de compra en el oscilador MACD y (3) medias móviles todavía cruzadas al alza, por lo que debemos entender el actual proceso de ajuste a la baja como un movimiento secundario dentro de una tendencia alcista primaria.

Amper en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)