Más allá de las rebajas de impuestos a compañías y contribuyentes, los mercados están muy pendientes de cómo quedará finalmente la medida diseñada para ayudar a que las multinacionales americanas repatrien el dinero que tienen descansando en los balances de sus filiales.

Según los datos de Moodys –de noviembre de 2016-, las empresas no financieras de Estados Unidos tenían a finales del año pasado 1,77 billones de dólares en caja. Alrededor de una tercera parte, un 74% del total, se generaba fuera de su país y se quedaba en esos mismos países. La razón es muy evidente, la hacienda estadounidense les cobra un 35% en impuestos cuando la compañía en cuestión lo quiere llevar de  vuelta. Por eso muchas de ellas han decidido simplemente no tocar esa caja.

“Sin una reforma fiscal que reduzca las consecuencias negativas de repatriar el dinero a Estados Unidos, esperamos que el dinero en el exterior siga aumentando”, decían en la agencia de calificación crediticia.
 
Quizá esa es el motivo que se oculta detrás de las emisiones de deuda que han realizado empresas ricas en tesorería, como la propia Apple, la sociedad americana con más dinero lejos de sus fronteras. Gran parte de las emisiones realizadas se usaban para pagar dividendos o poner en marcha sus millonarios programas de recompras.

Hay que tener en cuenta que la caja de las compañías americanas se ha más que duplicado en los últimos diez años debido, sobre todo, al sector de la tecnología. Explican en Moody’s que en estos momentos, las compañías tecnológicas tienen casi la mitad de todo el dinero que tienen las empresas no financieras. De entre las tecnológicas con el bolsillo más repleto destacan Apple, Microsoft, Alphabet, Cisco Systems y Oracle.

Pero si seguimos afinando, en Moodys calculaban que a finales del año pasado la caja de Apple podría superar los 250.000 millones de dólares, alrededor de un 14% del total. ¿Cuánto de este dinero está fuera de  Estados Unidos?

Si solo tuviéramos en cuenta a estas cinco empresas, el dinero que tienen fuera de sus fronteras supera los 500.000 millones de dólares. Para hacernos una idea, ese es casi la mitad del PIB español de un año.

La compañía que más caja tiene expatriada es Apple, con más de 230.000 millones de dólares, le sigue Microsoft con 115.000 millones más allá de Estados Unidos, tal y como se puede ver en el siguiente gráfico. Según Moody’s las cinco compañías tienen de media el 86% de todo su dinero en efectivo fuera de su país.

Efectivo fuera de Estados Unidos


En bolsa
Los expertos creen que de llevarse a cabo, la repatriación terminará por favorecer a las compañías que las pongan en marcha en bolsa. Pero no tanto porque vayan a utilizar ese dinero para ponerlo a trabajar, sino porque gran parte podría usarse para pagar dividendos y recompras de acciones. Eso ya ha pasado, la última vez que se accionó una medida de este tipo fue en 2004 y ocurrió precisamente eso, que las cantidades retornadas se usaron para financiar la retribución a los accionistas.

Esto puede no solo beneficiar a las tecnológicas en bolsa, sino al mercado en general, ya que las recompras de acciones han sido el principal motor que ha movido a los mercados en los últimos.

Dividendos y recompras

 
Inversores de bonos
Sin embargo, hay una parte de los inversores que no están tan contentos, los que apuestan por la renta fija. Bank of America publicaba el pasado noviembre un informe en el que explicaban que “si las compañías traen de vuelta su caja, las emisiones de bonos podrían caer en alrededor de 150.000 millones de dólares cada año”. Una cifra que equivale al 10% de todos los bonos con grado de inversión emitidos en Estados Unidos en todo el año.

El director de inversiones en renta fija de Schorders, David Harris, apuntaba hace solo unos días que las repatriaciones hacen mucho interesante invertir en este tipo de deuda ya que ese dinero que saldrá del balance de las empresas no se pondrá a trabajar, sino que beneficiará a los inversores de renta variable empeorando la salud financieras de las compañías. Es cuestión de perspectiva.
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Goldman Sachs apuesta por empresas de dividendos crecientes”
“Nos posicionamos para incrementar exposición con la corrección”

 

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información