El próximo jueves el mercado espera que el BCE actúe y vuelva a complacer a los mercados con nuevas medidas de apoyo. Los índices europeos lo han estado haciendo bien en las últimas sesiones, al calor de este probable apoyo. 

Sin embargo encontramos síntomas que sugieren la proximidad de un punto inflexivo en el corto plazo:



Arriba se aprecia la situación de sobre venta extrema en el oro, lo cual hace probable la cercanía en tiempo de un rebote técnico de cierta consistencia. En los últimos meses la evolución positiva en el oro se viene correlacionando con una evolución negativa en el dólar y las bolsas.

El IBEX35 más débil que Europa, mantiene sus resistencias de octubre:



La semana para el IBEX35 no ha representado nada nuevo. Mientras los índices europeos lograban batir los máximos marcados en octubre (lo que sería el equivalente de los 10630 puntos en el IBEX35), nuestro selectivo se ha mantenido debajo de su resistencia intermedia en los 10400 puntos, nivel previo a los 10630 puntos.

La importancia de la zona de soporte en los 10000 puntos es fundamental, sobre todo tras los cuatro rebotes que acumula desde octubre en ese nivel. Su pérdida provocaría nerviosismo y la facilidad por proyecciones de alcanzar y cerrar los dos huecos alcistas abiertos en aquel mes en los 9400 y 9600 puntos.

Desde finales de agosto, los escenarios técnicos planteados a medio plazo se mantienen, sobre todo en los índices europeos (abajo DAX). Desde entonces viene dibujándose un poderoso rebote, que en el IBEX35 ha sido algo más tímido. Creemos que tras este rebote hemos de esperar nuevas réplicas bajistas, que puedan devolver a los índices a las zonas de mínimos de agosto-septiembre o por debajo, probablemente ya para el primer trimestre de 2016. De momento, aún en la FASE1 dibujada, esperaremos una señal de vuelta que sugiera el comienzo de esa esperada FASE 2 de nuevas caídas: