Varoufakis ha venido a apoyar la idea que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, ya avisaba ayer: Grecia no devolverá los 1.600 millones al FMI este martes.

Durante este mes Grecia ha ido retrasando todos los pagos que tenía que hacer al organismo presidido por Lagarde con la promesa de cumplir con la devolución total hoy. Sin embargo, una vez más, parece que el Ejecutivo heleno va a incumplir su promesa. 

Sin embargo, Grecia sabe jugar con las fechas y, el hecho de que hoy Grecia no pague al FMI no implicará el default, pero sí un impago, ¿por qué? "al impagar al FMI la situación de default viene seis semanas después. Es muy diferente a lo que ocurre con entidades como el BCE en la que al día siguiente ya estás declarado como default”, explica Álvaro Blasco, director de ATL Capital.

DEVOLUCIONES DE DEUDA A LAS QUE TIENE QUE HACER FRENTE GRECIA: 
deuda a devolver por grecia

Fuente: Capital Economics

No obstante, las negociaciones con los acreedores europeos podrían tener la puerta entreabierta, después de que  Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, haya presentado esta madrugada una oferta de última hora al Gobierno griego en un intento por alcanzar un acuerdo sobre el rescate antes de que expire este martes la fecha límite.

Según la oferta, el primer ministro griego tendría que enviar su aceptación por escrito antes del inicio de la reunión de emergencia del Eurogrupo y, en dicho documento debería declarar su respaldo a una campaña a favor de pedir el 'Sí' en el referéndum que se celebrará en el país el 5 de julio. Sin embargo, parece complicado que Tsipras vaya a cambiar de postura. Fuentes gubernamentales griegas han afirmado que están escuchando con atención la propuesta, aunque han sostenido que "Tsipras votará 'No' el domingo". Por el momento no hay detalles sobre los términos de la propuesta de Juncker.

Además, según publica The Financial Times, Grecia ha presentado otra propuesta en la que exige a los socios europeos una reestructuración de su deuda (que supone un 180% del PIB) y un tercer rescate a cambio de aceptar las condiciones propuestas el domingo, entre las que se incluía la rebaja de la subida del IVA turístico del 23% al 13%, el recorte del presupuesto de defensa en 400 millones, reducción drástica de las prejubilaciones y la elevación de la edad de jubilación de los 62 a los 67 años. 

En una entrevista concedida ayer por el primer ministro griego, Alexis Tsipras, a la televisión pública ERT, el dirigente reconocía que "si el pueblo griego escoge seguir con la política de austeridad, respetaremos su elección pero no podremos servir este mandato”. De esta forma, el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, anunció que, en el caso de que gane el sí en el referéndum del próximo domingo, dimitiría. “Las instituciones europeas no estaban interesadas en llegar a un acuerdo, sino en imponer a Grecia medidas extremas”, argumentó el primer ministro. Asimismo, acusó al BCE de actuar para “provocar el cierre de los bancos” y así “bloquear el referéndum”.

Entre tanto, Entre órdago y órdago, Grecia ha amenazado con presentar una orden judicial para bloquear la expulsión del país de la eurozona y para evitar asfixiar el sistema bancario del país. Como declaraba Varoufakis al rotativo británico Daily Telegraph, "estamos recibiendo asesoramiento y ciertamente vamos a considerar una medida en la Corte Europea de Justicia. Los tratados de la UE no hacen provisión para la salida del euro y nosotros nos negamos a aceptarla. Nuestra participación (en la UE) no es negociable",

Este martes ya se han empezado a bloquear algunos activos de la deuda griega haciendo caso a las peticiones del regulador financiero del país. En concreto, la bolsa de Luxemburgo ha suspendido la cotización de todos los bonos de siete emisores entre los que se encuentran los cuatro mayores bancos del país.

Para seguir toda la información sobre Grecia pinche aquí.