Wall Street abre sus puertas en negativo. Y es que como señala, Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, en Radio Intereconomía “el mercado tiene poco volumen, los principales indicadores arrancan con recortes sin datos macroeconómicos importantes en los que apoyarse”. A ello hay que añadir que se siguen viendo “coletazos de los resultados empresariales”.
Entre las referencias macroeconómicas clave de la semana se sitúan los datos de manufacturas. “Los últimos datos de actividad en el mes de junio y julio indicaron una ralentización del crecimiento de la economía de Estados Unidos, y por ello la Reserva Federal de EE.UU. anunció nuevas medias de estimulo ya que lo que se intenta por todos los medios impulsar el crecimiento económico por encima del 3%, el nivel mínimo para comenzar a crear empleo”.

“Cualquier declaración de autoridad pública puede mover el mercado, tenemos a los presidentes de los bancos centrales dando sus argumentos para analizar la recuperación”, apunta Pérez Frutos. No obstante -continúa- “queda muy claro que no se pueden subir los tipos de interés, pero hay que pensar qué medidas se van a tomar y qué va a pasar”.

En el ámbito empresarial, los movimientos corporativos “son uno de los catalizadores para terminar un buen año de bolsa que está siendo muy difícil”, reconoce esta experta. “Vamos a empezar a ver movimientos dentro del sector del automóvil, hemos visto como General Motors han salido de pérdidas y las compañías están siendo saneadas”.