“El año está bastante complicado y el Ibex 35 va a cerrar en negativo, a diferencia de otras bolsas europeas, que van a cerrar un año más saludable”

 “A corto plazo seguimos esperando más volatilidad por el peso que tienen en el Ibex 35 los bancos, empresas de materias primas y constructoras, que han lastrado al selectivo español frente a otros índices “.

“Además, va a seguir la volatilidad, al menos, hasta que el día 13 se intente formar gobierno y, si no se puede, va a sentar mal al mercado. Recordemos que un alto porcentaje de los inversores son extranjeros, por lo que pueden pensarse su inversión”.
 
Declaraciones a Radio Intereconomía