El 19,7% de las compras de automóviles efectuadas el pasado año en concesionarios y agencias correspondió a operaciones abonadas al contado, mientras que el 65,9% de las entregas se financiaron en las redes comerciales, y el resto correspondió a contratos de renting (12,6%) y leasing (1,8%). Según un informe de la consultora DBK, las redes oficiales de concesionarios y agencias concentraron el pasado año la distribución del 89,7% de los automóviles puestos a la venta. Por lo que respecta al 10,3% restante, el 8,7% corresponde a empresas de alquiler, renting y leasing, y el 1,6% a otros clientes finales.
En el mercado final, los particulares representan el 55% de las ventas, si bien, debido a la contracción de la demanda en este canal, su cuota de mercado se redujo en tres puntos porcentuales, en beneficio de las empresas de alquiler y, en menor medida, de otras compañías e instituciones.

Dentro de las ventas efectuadas en concesionarios y agencias, los particulares adquirieron 636.400 coches en 2008, el 61,1% del total, mientras que las empresas e instituciones acapararon el 16,4% de las ventas, las compañías de renting o leasing el 13% y los 'rent a car', el 9,5% restante.

Tanto concesionarios como agencias tienen una alta participación como intermediarios en las operaciones de financiación, dado que el 65% de las operaciones financiadas a clientes finales incorporaron la gestión directa de los concesionarios.

Por tipo de entidad, sobre el total de las ventas financiadas en la red de concesionarios y agencias, el 38% corresponde a las financieras de marca, que se sitúan por delante de bancos y cajas de ahorros (32%) y de otras entidades de financiación (30%).