Wall Street comenzó la sesión en negativo, presionada por el alza del crudo –que escala posiciones por el conflicto entre Rusia y Georgia- y con el sector financiero, un día más, en el punto de mira. En opinión de Eduardo Vicho co-director de EJD Valores, “parece que en los primeros compases de la sesión los inversores han decidido hacer caja después del buen comportamiento que tuvieron los índices la semana pasada” y es que tal y como recuerda el analista, “el Dow Jones superó los 11.700 puntos, una resistencia que logró romper la pasada semana y que daría origen a un nuevo tramo alcista en el corto plazo” porque “confirmaría una figura de vuelta”. Además, tal y como explica el experto, “algunos medios de comunicación se hacen eco de que mañana acabaría el plazo restrictivo impuesto por la SEC en relación a algunos valores del sector financiero”.
Hay que recordar que la autoridad “prohibió abrir posiciones cortas en algunos valores como Merrill Lynch” y “veremos qué pasa mañana” si se levanta esta prohibición. Para Vicho, “la clave estaría en los 11.700 puntos del Dow Jones porque un cierre por encima podría dar lugar a mayores alzas”. En el caso de Fannie Mae, para quienes algunos expertos preconizan aún tiempo difíciles –podría necesitar recaudar entre 5.000 y 10.000 millones de dólares en capital adicional para fortalecer su balance a fin de cubrir futuras pérdidas crediticias- el analista recuerda que “hemos visto como se ha recortado su precio objetivo hasta los 6 dólares desde los 11 dólares anteriores” por lo que “hay que tener cuidado” y es que “la confianza en la renta variable americana está en niveles preocupantes”. “Los inversores no se creen que se hayan visto los verdaderos efectos de la crisis y hasta que no se vean los verdaderos efectos es difícil prever qué pasará”, explica Vicho. En el mercado de divisas, el dólar recupera posiciones frente al euro y el co-director de EJD Valores recuerda que “ya apostamos por los últimos coletazos del euro porque creíamos que el índice de morosidad era preocupante y seguiríamos la estela de los americanos, por lo que además tendremos que bajar los tipos como ya auguran algunos analistas”. Así las cosas, “el dólar, a pesar de que Bernanke haya dicho que de momento no se moverán los tipos, vemos como se ha fortalecido en el caso del euro-dólar y se aleja de los máximos del 1,80 dólares por cada euro” y “en el caso del dólar-yen ha superado el 108 que era un nivel de resistencia”. En cuanto a Cisco, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones, el experto apunta a que “se ha visto beneficiado por la debilidad del dólar que ha revertido en sus cuentas de resultados por la parte de negocio que tienen fuera de EEUU”. Recuerda que Cisco “durante el año pasado tuvo un comportamiento óptimo alcanzando máximos de 34 dólares y vemos una corrección acorde con el mercado”. Sin embargo, también “vemos divergencias alcistas que nos podrían llevar a los máximos de junio en los 27,74 dólares”. Parece que la compañía “tiene una subida consolidada, alejada de los mínimos anuales situados en los 20,56 dólares y confiamos en el valor”. “Para invertir en el corto plazo habría que colocar un stop loss” y “a medio y largo plazo hay que esperar porque el escenario es totalmente bajista”. Las recomendaciones del analista pasan por “estar en liquidez, aprovechar los rebotes para deshacer posiciones y para especular en el corto plazo evitar el sector financiero y el inmobiliario porque padecen una alta volatilidad”. “Mientras para el medio plazo la tendencia sea bajista nos quedaríamos fuera del mercado”.