El sector constructor se ha comportado muy bien en los últimos años pero ante movimientos correctores se venden los valores que más han subido, de ahí que ahora estén registrando pérdidas. Además, son valores a tener en cuenta las eléctricas que ahora se muestran como un sector en plena ebullición de operaciones corporativas; los bancos, destacando los grandes (BBVA y BSCH), así como Telefónica que, tras haber sido muy castigada, se halla en un entorno comprador. Por otro lado, tampoco hay que perder de vista pequeños valores como Ence, Prosegur o Abengoa.
Proceso corrector saludable para el mercado, ya que las caídas que se acercan al 2,5% favorecen nuevas entradas de capital. Pero nada no hace temer fuertes descensos puesto que el petróleo, principal obstáculo a las subidas, está muy relajado. Esta semana está siendo muy tranquila pero la próxima comenzará a incrementarse el movimiento gracias a la publicación de varios datos entre los que destaca el de IPC. Con todo ello, esperamos que los mercados sigan alcistas.