Frente a los últimos resultados económicos positivos en el sector automovilístico y alimenticio Eduardo Vicho , codirector de EJD Valores, se muestra escéptico ante una plena recuperación y recuerda los malos resultados de las bolsas europeas y americanas de las últimas jornadas.
“Esta semana Wall Street ha comenzado con cotizaciones a la baja con caídas de más del 0,6 %, lo que demuestra que las bolsas americanas continúan con la estela de las europeas de la pasada semana”. Ante este comportamiento en las principales bolsas, Vicho recuerda que habrá que mirar a dos referentes que marcarán los mercados esta semana: los datos de créditos al consumo, que se conocerán el miércoles y que reflejarán la situación real de la economía, y la reunión del G-8, que marcará las pautas para la toma de medidas estabilizadoras y regulatorias a nivel económico internacional.

Vicho remarca que “los mercados se encuentran en una situación de rango marcado entre los 890 puntos del S&P 500 y los 8200 de Dow Jones por lo que, si se saliera de estas zonas, se podrían confirmar figuras de vuelta y acabar con el rebote, originando nuevas caídas a corto plazo”.

Esta semana, la empresa alumínica ALCOA será la primera en dar sus resultados de mercado. Para esta compañía, este analista augura “una posible situación de mejoría con respecto a las previsiones del anterior trimestre debido al rebote de las materias primas”, pero avisa de que “no se puede ser muy positivos ya que el consumo no consigue reactivarse”.

Por otra parte, el sector del motor también se encuentra en el punto de mira tras la luz verde judicial a la venta de la mayor parte de los activos de General Motors y el récord de ventas de ésta empresa y Ford en los países emergentes. Según el codirector de EJD Valores, se ha aportado claridad al sector con las continuas reestructuraciones desprendiéndose GM, como ya lo hiciera Chrysler, de las unidades no rentables y ajustando la producción con la demanda actual, pero avisa de que “todavía es pronto para ser positivos porque las familias se van a endeudar aún más para consumir”, por ejemplo, comprando un segundo coche.

El sector que sí parece estar a salvo es el de la alimentación, como demuestran las ambiciosas inversiones de Pepsi para los próximos tres años. Según Vicho, “esta empresa puede ser una compañía con buen comportamiento en tiempos de crisis”.

Ante todo, Eduardo Vicho anuncia “cautela”, porque “nos encontramos sólo ante niveles de soportes a corto plazo por lo que es mejor realizar compras especulativas a breve término con stock ajustado y olvidarse de las inversiones a largo plazo”.