Wall Street comienza la sesión con indefinición y de la mano de la volatilidad. La semana empieza en opinión de Eduardo Vicho, Co-director de EJD Valores “sin referencias macroeconómicas ya que la clave está en el miércoles con el PIB y la comparecencia de Bernanke”. El experto recuerda que el mercado da por descontado un “recorte en los tipos de interés de 25 puntos básicos” para quedarse en el 2%. Sin embargo, “lo importante serán sus palabras cuando comente si la Reserva Federal continuará con la política de recortes o si dejará los tipos ahí durante una temporada”, matiza. La apuesta de este analista es que “después del recorte del euro-dólar todo apunta a que se dejarán en el 2% lo que podrá dar un respiro al dólar y permitirle que rebote”.
En esta jornada el ámbito empresarial vuelve a centrar la atención de los inversores así como los movimientos corporativos que “en tiempos bajistas son habituales”. “Mars comprará por 22.000 millones de dólares Wrigley y es muy interesante”. “Se trata –apunta el analista- de una operación interesante porque será en dinero y no en acciones, además también Kirk Kerkorian amplía su participación en Ford”. Según Vicho “creemos que los movimientos van a seguir y cuanto más se complique la crisis, más movimientos veremos porque los grandes salen de compras”. Los rumores se quedaron en eso, en rumores en el sector de las aerolíneas. Para este experto “el sector puede tener potencial”. “Ha estado muy castigado por la subida del crudo y parece que cuando veamos el techo en el precio –como primer objetivo marcamos lo 100 dólares por barril- sería un buen momento para apostar por las aerolíneas”. “De momento no acaban de cuajar los movimientos, también hemos visto casos en España, pero creemos que las operaciones reales no tardarán en llegar”, explica este analista. Según los resultados que van publicando, las operadoras estadounidenses parece que salvan el tipo ante la crisis. Verizon que anunció unas ganancias de 1.740 millones de dólares en el primer trimestre, “parece que aguanta el tirón”, aunque “es pronto para saber si la ralentización ha provocado ya sus verdaderos efectos” y “será en el próximo trimestre cuando lo veamos de verdad”, explica Vicho. En esta jornada el petróleo vuelve a estar en el punto de mira, sobre todo después de que el presidente de la OPEP no descarte que el barril pueda alcanzar los 200 dólares. El experto matiza que “en este rally de precios, sobre todo propulsado por la debilidad del dólar que incluso hizo a los miembros de la OPEP plantearse un cambio de divisa, está claro que si el dólar rebota veremos una corrección del petróleo”. Y es que “los conflictos geopolíticos han hecho que esté en máximos pero no creemos que llegue a alcanzar los 200 dólares”. Así las cosas estamos en una situación en la que los principales índices se encuentran en niveles de resistencia, los 13.000 puntos para el Dow Jones y 1.400 para el S&P 500”, explica el analista. “Una superación al cierre daría pie a entrar en el mercado aunque en sectores alejados de la alta volatilidad, olvidándonos del sector financiero en el que lo peor puede estar por llegar”. Vicho mantiene que “entraríamos en sectores como el farmacéutico o el de las telecomunicaciones” siempre a corto plazo y con precaución.