Fuentes del mercado han admitido que el objetivo de la cumbre debe ser decidir sobre una ayuda precisa sobre España porque los instrumentos ya están creados.
Quienes esperen que esta cumbre resolverá los problemas de la Eurozona se van a decepcionar pero “hemos llegado a un punto en el que toro es demasiado grande. Sin Italia y sin España no hay euro y si esto sucede, habrá que dar muchas explicaciones a los bonistas”, reconoce Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter.

¿Qué es lo importante? Que Alemania ceda como lo está haciendo – de forma elegante para no dar explicaciones en casa- y que sea el fondo de rescate el que compre deuda. En la medida en que apliquemos las medidas, se comprará más o menos vía este fondo. Alemania “está utilizando la prima de riesgo para desarrollar todos los aspectos europeos que no están escritos”.
 
Lo bueno que tiene la subida de los bonos es que “si hay acuerdo para utilizar el ESM y el EFSF para comprar deuda, a los que están apostando por la subida de éstos les harán tanto daño que tardarán mucho en volver”, concluye en Radio Intereconomia.