El 60% de los alquileres (más de 1.028.000 arrendamientos) no se declaran anualmente a Hacienda, porcentaje que, con todo, se ha reducido en seis puntos porcentuales en el último trienio, según a II edición del Estudios sobre Evolución sobre los Alquileres Sumergidos en España, del colectivo de los Técnicos de Hacienda (Gestha).
Además, el informe --elaborado a partir del cruce de los datos relativos al periodo 2004-2006 del Ministerio de Vivienda y la declaración del IRPF-- apunta que las rentas derivadas del arrendamiento de vivienda aumentaron un 1,6% en el trienio analizado, hasta alcanzar los 2.100 millones de euros anuales. Por otro lado, Gestha destaca que, si bien las medidas adoptadas por el Ejecutivo contribuyeron a dinamizar "incipientemente" el mercado del alquiler, con un incremento de 118.045 declarantes en estos tres años, el 14,8% de la viviendas aún están vacías. Además, el rendimiento medio por alquiler declarado creció por encima del número de declarantes, situándose en una media de 3.924 euros anuales, lo que supone un incremento del 4,7%, apenas unos 90 euros en todo el periodo. POSIBLES MEDIDAS. Ante este panorama, Gestha aboga por que la Ley de Arrendamientos Urbanos recoja una delimitación legal de los derechos y obligaciones de las partes, así como el establecimiento de un sistema de garantías para el arrendador y el arrendatario. Asimismo, el colectivo plantea modificaciones de la Ley de Enjuiciamiento Civil, de manera que se reduzcan a quince días los cuatro meses de antelación que en la actualidad se necesitan para presentar una demanda de desahucio por impago de rentas, y un incremento del número de juzgados para agilizar estos procesos. CATALUÑA, A LA CABEZA DEL FRAUDE DE LOS ALQUILERES. Por comunidades autónomas, Cataluña concentró el mayor número de rentas sumergidas en 2006, con 299.065 viviendas, seguida de Madrid (201.392), Andalucía (184.586), Comunidad Valenciana (69.725), Canarias (63.202), Galicia (42.350), Baleares (33.126), Castilla y León (32.585) y Asturias (26.168). Cierran la lista, Extremadura (22.417), Murcia (18.830), Castilla-La Mancha (15.812), Aragón (10.643), Cantabria (6.427) y La Rioja (1.701). Asimismo, el porcentaje de viviendas alquiladas y no declaradas en relación al total alcanzó el 73,5% en Andalucía, seguida de Extremadura (71,8%), Canarias (66,5%), Murcia (64,9%) y Cataluña (64,7%). A continuación se situaron Madrid (60%), Baleares (58,5%), Comunidad Valenciana (54,8%), Asturias (52,7%), Galicia (44,7%), Cantabria (44,5%) y Castilla-La Mancha (42,6%). A la cola se situaron Castilla y León (42,5%), La Rioja (23,1%) y Aragón (22,7%). Por otro lado, el fraude estimado de alquileres de viviendas entre cayó entre 2004 y 2006 un descenduió un 51,9% en La Rioja, por delante de Castilla-La Mancha (-27,9%), Aragón (-26,7%), Cantabria (-21,1%), Galicia (-12,5%), Castilla y León (-12,02%), Murcia (-16,5%), Extremadura (-6,7%), Asturias (-4,6%), Comunidad Valenciana (-4,2%) y Baleares (-0,4%). En el capítulo de incrementos, se situaron Cataluña (+10,5%), Madrid (+8,6%), Canarias (5,05%) y Andalucía (+1,09%).