El mercado sigue cotizando en números rojos y pese a ello “seguimos viendo mucha fuerza en la renta variable y vemos cómo recuperan poco a poco”, reconoce Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI. Y es que el índice “está respondiendo bien y hay ganas de comprar”. Estamos en un movimiento lateral alcista pero con una volatilidad bastante baja y poco a poco “el mercado sigue escalando”.
La caída de Telefónica no es un montante significativo aunque sí que es cierto que “este tipo de noticias no es buena por cómo se percibe desde el punto de vista del riesgo”. Si bien es cierto que su presencia en mercados como Brasil es aplaudida por el mercado “no es menos cierto que las noticias que proceden de Argentina no son en ningún caso positivas”. Esto no hace sino aumentar el perfil de riesgo de la operadora en el país.

Ferrovial es la compañía más penalizada del selectivo español junto al sector de la construcción. No hay que olvidar que la constructora está en máximos desde mediados de 2008 y “es cierto que desde la materialización de la fusión con Cintra hemos visto hechos como la paralización de los aeropuertos londinenses, que afecta a BAA”. Interpretaría la caída por ese impacto negativo que puede tener el temporal de nieve en la cotización de BAA.

El tema de pertenecer al Ibex ha quedado empañado en los últimos años porque “entrar en el Ibex para ponderar un 0.3-0.4% no es significativo”. Si bien es cierto que en las semanas previas a elegir un valor y una vez elegidas se comportaba bien pero “el hecho de que esté en el selectivo no es significativo porque su ponderación es pequeña”.

Técnicas Reunidas sigue teniendo unas perspectivas muy positivas. No hay que olvidar que es un valor muy correlacionado con el precio del petróleo y “cuando éste se dispara los ojos se dirigen hacia el sector energético y las expectativas de nuevos contratos”. Este experto reconoce que “seguimos viendo mucho valor en la compañía”.

En el sector financiero ha habido varias recomendaciones durante la sesión. Este experto cree que aquí hay sentimiento enfrentado, en el caso de BBVA y Santander- por su escasa exposición al mercado nacional- el hecho de que el mercado estime que el comportamiento de la economía española puede afectar a los bancos les afecta poco. En 2010 será un año complicado tanto para los grandes bancos como la banca doméstica “porque si atendemos a los números lo normal será seguir viendo repuntes de morosidad”. Sectores como el de utilities sería una buena alternativa a éste y con un menor perfil de riesgo.