Los títulos de Banco Santander comienzan la jornada en números rojos del 10% que le llevan a los 6.1570 euros, por debajo incluso del precio de colocación de los títulos procedentes de la ampliación de capital, en los 6.18 euros. 

Es la noticia de la semana y lo que se lleva esperando desde que ayer Banco Santander anunciara una ampliación de capital de 7.500 millones de euros mediante colocación acelerada entre inversores institucionales. Una operación que fue precedida de una “normalización” del dividendo.

Tras anunciar ayer las condiciones definitivas de la colocación – en las que la entidad colocó 1213 millones de títulos a un precio de 6.18 euros, es decir, con un descuento del 10% respecto a la cotización de la entidad en el momento de la suspensión- la CNMV decididó levantar la suspensión. Y la reacción es justo la que esperaba el mercado: pierde un 10% que le lleva por debajo incluso del precio de colocación, en los 6.1570 euros.

Banco Santander cotización ampliación capital


La operación, liderada por UBS, Goldman Sachs, que además son aseguradores y el propio Santander, se cerró en un plazo inferior a las 24 horas, como suele ser habitual. La entidad que preside Ana Patricia Botín se comprometió a no emitir ni vender acciones en un plazo de 90 días desde que empiecen a cotizar las nuevas acciones. 

La rebaja del dividendo y la ampliación de capital servirán para reforzar al máximo los ratios de solvencia de la firma. Banco Santander es uno de los pocos grandes bancos europeos que no publicaba el ratio de capital conforme a los criterios plenamente aplicados de Basilea III. BBVA, Popular, Caixabank y Bankia, en cambio sí los publican. La ratio Tier 1 aplicable a la normativa se situaba a cierre de septiembre en 11.44%. 

Se especula con la compra de Monte dei Paschi

Dicen los expertos de Renta 4 que "aunque sorprende el tamaño de la ampliación de capital lo cual ha dado lugar a rumores  sobre una posible operación corporativa, la entidad ha hecho hincapié en la conferencia de que el  objetivo de esta operación únicamente es el de reforzar los ratios de capital para situarse en línea con comparables. Si bien han descartado que se vayan a utilizar los fondos para alguna adquisición  relevante no se puede eliminar la posibilidad de que el banco lleve a cabo compras de menor tamaño.

De hecho, esta mañana algunos confidenciales citan como posible la compra de Monte dei Paschi por parte de la entidad cántabra, que ha sido suspendido de cotización en la Bolsa de Milán, cuando caída más del 5%. Monte Dei Paschi es el  tercer mayor banco italiano y el más antiguo del mundo y busca desde hace dos meses comprador o una entidad con la que fusionarse.  El suspenso de los test de estrés del BCE, en los que obtuvo la peor nota, empujó a la entidad trasalpina a explotar esa posibilidad. 

En cuanto a las perspectivas, el RoTE objetivo se sitúa en niveles del 12%-14% (vs 10,1% en 9M14) y la  mejora del ratio de eficiencia hasta situarlo por debajo del 45% (vs 46,95%).

"Nos reiteramos en la idea de que la cotización a corto plazo se verá penalizada recogiendo el  descuento del 10% al que se ha fijado el precio de la acción en la colocación acelerada. Al margen del  impacto negativo a corto plazo consideramos que la operación es positiva ya que permite a la entidad  mejorar sus niveles de capital, uno de los aspectos que más dudas estaba generando, y dar un giro a su  política de dividendos", reconoce la nota del bróker.  No descartamos que podamos ver cierto efecto contagio aunque debería ser puntual.  "Reiteramos nuestra recomendación de mantener".