Seguimos con cierto nerviosismo tras la situación de ayer. Las declaraciones del presidente del Eurogrupo tampoco fueron un cambio muy radical respecto a la situación que tenemos pero el mercado podría estar poniendo en precio la subida de la prima de riesgo – lo que elevaría los costes de financiación de la banca – pero no veo que se vaya a producir un cambio radical en los mercados.
 Es cierto que ahora se abren los 7950 puntos del Ibex pero seguimos en el rango lateral en el que llevamos inmersos durante todo el año.

Telefónica. Es una colocación importante. Para la operadora es una buena operación, consigue vender con ciertas plusvalías y reduce su endeudamiento. Se hará con descuento lógicamente y eso significa que registrará una caída en el mercado que arrastrará al Ibex unos cuantos puntos más pero la situación de telefónica mejora con esta operación.

Metro AG. Es una compañía de retail, distribuidora, importante a nivel europeo. Es un valor en rango lateral desde el verano pasado, coincidiendo con el suelo de las bolsas, entre 20-25 euros. Quizás en estas condiciones sería razonable esperar a que nos confirme un movimiento alcista con la superación de los 25 euros.

Tubacex. No hay motivos para vender aunque depende de las expectativas del inversor. Es una compañía que poco a poco está mejorando sus resultados, lógicamente depende del ciclo de la economía global y es de las pequeñas o medianas que tiene posibilidades de seguir mejorando en los próximos meses. La zona de 1.80 euros sería el nivel de alerta.

NH Hoteles. Desde que se concretó la entrada de los inversores en al caial, el valor ha vuelto a caer. El problema de NH es que tiene exposición a la economía española mayor que Meliá y se acerca otra vez a la zona de mínimos del año pasado. Se puede invertir siempre y cuando se haga con un horizonte de largo plazo porque podría sufrir hasta que veamos síntomas de recuperación en la economía española. Si se acerca a los 2 euros, aguantaría.

Banco Santander. El valor está en la zona de soporte, en torno a los 5.20 euros, nivel en el que es razonable pensar que podría aguantar. No veo motivos para salir de una posición estable de medio- largo plazo porque la situación del banco no ha cambiado mucho.

Pescanova. Entrar en el valor es imposible, primero porque es imposible pero tendremos que esperar a que la compañía aclare cuál es el problema, soluciones…ahora mismo es imposible tomar ninguna decisión. Cuando sepamos esto quizás podremos dar algún consejo pero me temo que la cosa no tiene muy buena pinta. Hay un problema de deuda y eso implicará algún tipo de ampliación de capital que hará sufrir al precio.

Repsol por debajo de los 16 euros me parece un valor atractivo, por su rentabilidad por dividendo.