Pese al importante rebote que experimenta este martes la bolsa española, Xavier Cebrián, analista de Gaesco Bolsa, tiene claro “que va a continuar la volatilidad”. Explica este buen tono actual por el cierre alcista de Wall Street, después de que JP Morgan haya incrementado su oferta sobre Bear Stearns y de que las ventas de viviendas hayan repuntado de forma inesperada en febrero en EE.UU. Cebrián considera una buena opción estar ahora en los tres grandes de la bolsa española: Santander, BBVA y Telefónica.
Xavier Cebrián cree que aún debemos esperar a finales del mes de abril, a que se conozcan los resultados trimestrales de las compañías, para ver cómo se han desenvuelto en el actual escenario de desaceleración económica. Este analista de Gaesco Bolsa justifica el fuerte rebote que viven compañías como Criteria, BME o Inditex como una mera reacción técnica al castigo que han sufrido en los últimos tiempos. Es positivo con el holding de participadas de La Caixa, sobre la que Gaesco tiene una recomendación de mantener con un precio objetivo de 4,72 euros por acción, mientras que con Inditex es un poco más pesimista. La razón es que “el crecimiento de la compañía ya está contemplado” en una acción para la que baraja un precio objetivo de 32 euros y una recomendación de vender. Iberia y recomendaciones Xavier Cebrián es partidario de estar en Iberia a la espera de una operación porque “tarde o temprano va a llegar la consolidación del sector y en ella Iberia será actor principal”. Resta importancia al hecho de que British Airways haya dicho hoy que no lanzará una OPA de forma inminente y se queda con el aumento de participación realizado por la británica la semana pasada. De este modo recomienda comprar títulos de la aerolínea por esta posibilidad y también “porque está barata”. Sobre los grandes bancos(BBVA y Santander) y la operadora Telefónica destaca que son “sin lugar a dudas en los que más optimistas estamos” por su tamaño, su flujo de caja. En el caso de estas dos entidades hace hincapié en que “están exentos de todo lo relacionado con la crisis subprime” pero se han visto afectados por el mal comportamiento del sector. Además de estas compañías, es partidario de comprar acciones de Mapfre, una compañía que “ha dicho por activa y por pasiva que no está afectada por la crisis de las hipotecas de alto riesgo y que, sin embargo, se ha visto muy penalizada”. Le otorga a la aseguradora un precio objetivo de 4,04 euros por acción.