La entidad bancaria estaría negociando con el grupo griego Libra la aportación de fondos con el fin de traspasarle parte de sus activos inmobiliarios, que son los que suponen el principal riesgo de su pasivo y que es una piedra en el camino para su futuro, tal y como informó El Confidencial.
 
Banco Popular, según informa el medio español que cita a fuentes próximas a la entidad bancaria, Libra podría invertir entre 350 y 400 millones de euros en cash, más otra cantidad sin especificar, que se financiaría con la emisión de deuda.

Responsables de Grupo Libra, dice el diigtal, han estado también negociando con Emilio Saracho, nuevo presidente de Popular, la toma de una participación en el capital mediante la compra de uno de los paquetes de los accionistas tradicionales.

Libra, cuyo máximo accionista y principal directivo es George Logothetis, abarca un amplio abanico de actividades desde las energías renovables hasta las flotas de aviones y helicópteros, el transporte marítimo, las finanzas, el sector hotelero y el inmobiliario.

Banco Popular, que acaba de sustituir a su presidente con el objetivo de sanear la entidad del lastre del ladrillo, registró en 2016 una pérdida récord de 3.485 millones de euros, mientras los créditos inmobiliarios merman su posición de capital y arrojan dudas sobre sus objetivos financieros.

De esta manera, la acción ha canalizado estas informaciones con subidas de hasta más de un 2% abriendo con un hueco por encima de la cota de los 0,90 euros. El valor lleva desarrollando un impulso alcista desde el pasado 24 de febrero y desde entonces ha encadenado la mayoría de jornada con subidas. Con todo, aún sigue sin recuperar el nivel de 1 euro por título que tocó por última vez a finales de enero de este año. Aunque cierto es que cada vez se acerca más a su reconquista. 



Popular cotización