“Lo que estamos viviendo es una sobre reacción muy visceral al anuncio de retirada de estímulos de la Fed, por miedo a que EEUU se pase de frenada si esta reducción no lo hace en el momento y los plazos correctos”.

A lo largo del verano distintos gobernadores de la Fed harán declaraciones suavizando su enfoque. Con respecto a la incertidumbre potente por el lado de la Fed, Forcada cree que este factor “se irá aclarando durante el verano”.

Además, “en medio de esta reacción visceral se cruza algún otro problema, como la hipotética crisis de liquidez en China. El crecimiento de China depende del crédito, que está dirigido por el gobierno, que es quien decide la cantidad de dinero nuevo que se fabrica para poner en el sistema. Este dinero se entrega a los bancos y los bancos a la sociedad”. En este sentido, cree que “China es una economía que va a ir desacelerándose y el cuello de botella de liquidez es peligroso por el tamaño que tiene”.

En este contexto, “los operadores del mercado están saliendo, lo que deja oportunidades de entrar en el mercado, pues estamos mejorando el ciclo”.

Otros fractores que durante el verano van a afectar al mercado son:
Elecciones alemanas de septiembre
Decisiones de la Fed
Unión bancaria europea
Elecciones japonesas del 21 de junio que, tras las cuales, Abe debería anunciar la segunda parte de las reformas

De cara al verano, “debemos refugiarnos en liquidez, bajar exposición a bolsa, pero sin perder de vista que esto es algo coyuntural y que realmente nos dirigimos a una mejora del ciclo”.

¿Cuándo y dónde debemos aprovechar para invertir? “mejor entrar en cuanto veamos un rebote del mercado y, también me parecen una buena inversión los bonos españoles e italianos y un fondo de Ibex y EuroStoxx indexado”.


Declaraciones a Radio Intereconomía