Parece que la nueva medida de estímulo propuesta por la Reserva Federal ha dado algo de tranquilidad a los mercados.Víctor Alvargonzález, consejero delegado de Profim EAFI, reconoce que “los fondos de inversión están aliviados en general desde hace meses porque aunque veamos la mala situación española, pero la mayoría de índices europeos y estadounidense, incluso el mercado de Corea o Turquía van muy bien”.


Y es que conviene poner las cosas en su contexto. “Para el inversor que invierte en fondos de renta variable no es que haya llegado la tranquilidad sino que va a llegar la euforia. Índices que ganaban entre un 10% y un 15% van a ganar mucho más en parte gracias a la decisión de la Reserva Federal quien ha lanzado un mensaje necesario”, explica Alvargonzález.

En lo que respeta a los fondos de renta fija corporativa, este experto consideran que “llevan un año estupendo, en todo caso si algo se puede resentir es la renta fija pública, la que ha funcionado en los últimos años como la alemana, pero tampoco demasiado porque la Fed va a estar comprando bonos y va a mantener al mercado”.

Sin duda, lo que ha animado al mercado hoy ha sido la decisión tomada por la Reserva Federal que no hace movimientos en los tipos de interés y ha anunciado un nuevo plan de recompra de bonos por 600.000 millones de euros. No obstante, Alvargonzález asegura que la cifra será mayor ya que desde la Fed han asegurado que utilizarán todos los intereses que salgan de esa cartera de bonos y que pueden suponer unos 300.000 millones de euros, por lo que la recompra podría ser de 800.000 millones de dólares”.

¿Ha sido acertada la decisión de Bernanke? Este experto reconoce que sí. “La Fed ha hecho lo que tenía que hacer. Se encontraba en una situación crítica como aquél que cuida de un enfermo que se va a morir pero que si hace algo puede salvarle aunque tenga efectos secundarios bastante fuertes. El mundo está en el borde un modelo a la japonesa, es decir entrar en deflación y crecimiento muy bajo, algo que puede ocurrir en nuestro país aunque por menos tiempos”.

¿Cómo puede sacar provecho el inversor ante este escenario? Alvargonzález reconoce que a través de “los fondos monetarios de muy corto plazo pues si suben los tipos de interés para luchar contra la inflación irán aumentando sus rentabilidades”. Otro activo que podría beneficiarse de este escenario de inflación -continúa- “sería el oro, aunque quizá para cuando eso ocurra el precio de esta materia prima estará ya por los aires”.

Cuidado con las divisas

“Un europeo que tenga su dinero en euros tiene que tener mucho cuidado ya que la moneda comunitaria va a seguir subiendo”, apunta este experto. “Habrá excepciones en algunos mercados emergentes, donde habrá un escenario de gran inflación. Pero hecho este matiz, en estos países van a tener tipos de interés altos para luchar contra la inflación por lo que puede ser bueno para las divisas de esos países”.

Fondos temáticos ¿por qué no?

Como alternativa de inversión para épocas de mercados turbulentos, los expertos que apuestan por los Fondos Temáticos, las llamadas Megatendencias, independientes del ciclo económico habitual, y que buscan la rentabilidad en mercados de materias primas, recursos naturales, el agua, la madera, incluso la biotecnología. Y en este contexto, el consejero delegado de Profim EAFI, considera que “apostar por un tema en concreto como los genéricos puede ser muy interesante”. “Y es que no hay que ser muy listo que si China sigue creciendo vaya a haber un gran repunte en el consumo de madera, por ejemplo”. No obstante -continúa- “hay que tener en cuenta que no hay fondos ni buenos ni malos sino que se encuentran o no en su momento. En el caso de apostar por genéricos es buen momento dado que en los países emergentes necesitan medicamentos baratos ya que están empezando a tener sanidad del mismo modo que los desarrollados necesitamos medicamentos baratos porque estamos endeudados hasta las cejas”.

Entre las mejores recomendaciones para inversores agresivos habría que esperar si el S&P500 rompe los máximos en los 1.220 puntos. “Si lo hiciera y con volumen, la inversión en fondos de renta variable sería una muy buena oportunidad ya que se podríamos aprovecharnos del rally alcista de final de año”.

Parece que la nueva medida de estímulo propuesta por la Reserva Federal ha dado algo de tranquilidad a los mercados. El consejero delegado de Profim EAFI, reconoce que “los fondos de inversión están aliviados en general desde hace meses porque aunque veamos la mala situación española, pero la mayoría de índices europeos y estadounidense, incluso el mercado de Corea o Turquía van muy bien”.

Y es que conviene poner las cosas en su contexto. “Para el inversor que invierte en fondos de renta variable no es que haya llegado la tranquilidad sino que va a llegar la euforia. Índices que ganaban entre un 10% y un 15% van a ganar mucho más en parte gracias a la decisión de la Reserva Federal quien ha lanzado un mensaje necesario”, explica Alvargonzález.

En lo que respeta a los fondos de renta fija corporativa, este experto consideran que “llevan un año estupendo, en todo caso si algo se puede resentir es la renta fija pública, la que ha funcionado en los últimos años como la alemana, pero tampoco demasiado porque la Fed va a estar comprando bonos y va a mantener al mercado”.

Sin duda, lo que ha animado al mercado hoy ha sido la decisión tomada por la Reserva Federal que no hace movimientos en los tipos de interés y ha anunciado un nuevo plan de recompra de bonos por 600.000 millones de euros. No obstante, Alvargonzález asegura que la cifra será mayor ya que desde la Fed han asegurado que utilizarán todos los intereses que salgan de esa cartera de bonos y que pueden suponer unos 300.000 millones de euros, por lo que la recompra podría ser de 800.000 millones de dólares”.

¿Ha sido acertada la decisión de Bernanke?
Este experto reconoce que sí. “La Fed ha hecho lo que tenía que hacer. Se encontraba en una situación crítica como aquél que cuida de un enfermo que se va a morir pero que si hace algo puede salvarle aunque tenga efectos secundarios bastante fuertes. El mundo está en el borde un modelo a la japonesa, es decir entrar en deflación y crecimiento muy bajo, algo que puede ocurrir en nuestro país aunque por menos tiempos”.

¿Cómo puede sacar provecho el inversor ante este escenario? Alvargonzález reconoce que a través de “los fondos monetarios de muy corto plazo pues si suben los tipos de interés para luchar contra la inflación irán aumentando sus rentabilidades”. Otro activo que podría beneficiarse de este escenario de inflación -continúa- “sería el oro, aunque quizá para cuando eso ocurra el precio de esta materia prima estará ya por los aires”.

Cuidado con las divisas

“Un europeo que tenga su dinero en euros tiene que tener mucho cuidado ya que la moneda comunitaria va a seguir subiendo”, apunta este experto. “Habrá excepciones en algunos mercados emergentes, donde habrá un escenario de gran inflación. Pero hecho este matiz, en estos países van a tener tipos de interés altos para luchar contra la inflación por lo que puede ser bueno para las divisas de esos países”.

Fondos temáticos ¿por qué no?

Como alternativa de inversión para épocas de mercados turbulentos, los expertos que apuestan por los Fondos Temáticos, las llamadas Megatendencias, independientes del ciclo económico habitual, y que buscan la rentabilidad en mercados de materias primas, recursos naturales, el agua, la madera, incluso la biotecnología. Y en este contexto, el consejero delegado de Profim EAFI, considera que “apostar por un tema en concreto como los genéricos puede ser muy interesante”. “Y es que no hay que ser muy listo que si China sigue creciendo vaya a haber un gran repunte en el consumo de madera, por ejemplo”. No obstante -continúa- “hay que tener en cuenta que no hay fondos ni buenos ni malos sino que se encuentran o no en su momento. En el caso de apostar por genéricos es buen momento dado que en los países emergentes necesitan medicamentos baratos ya que están empezando a tener sanidad del mismo modo que los desarrollados necesitamos medicamentos baratos porque estamos endeudados hasta las cejas”.

Entre las mejores recomendaciones para inversores agresivos habría que esperar si el S&P500 rompe los máximos en los 1.220 puntos. “Si lo hiciera y con volumen, la inversión en fondos de renta variable sería una muy buena oportunidad ya que se podríamos aprovecharnos del rally alcista de final de año”.