Hoy la CNMV ha dado el visto bueno a la oferta de OPA lanzada por Carlos Slim sobre Realia. Al tiempo, la inmobiliaria rechazaba la oferta que le había puesto sobre la mesa meses antes Hispania. 

La CNMV ha comunicado este viernes la aceptación de la oferta de compra de Realia formulada por Inmobiliaria Carso, propiedad de Carlos Slim. El magnate mexicano ofrece 0,58 euros por cada acción de la inmobiliaria. De hecho, Slim ya había llegado a un acuerdo con Bankia para comprarle su participación del 24,9% en Realia a dicho precio, antes incluso de lanzar la oferta de compra por el 100% de la compañía. Sin embargo, FCC, principal accionista de Realia con un 36,8% se niega a vender a Slim a estos precios. En concreto, el mexicano valora a la firma en 186,6 millones de euros.

Al tiempo que la CNMV ha aprobado la oferta sobre Realia, la propia inmobiliaria ha rechazado la OPA que le lanzó Hispania a finales de 2014. Hispania ofrecía 0,49 euros por acción, un precio "no razonable para los accionistas", según un informe encargado por la inmobiliaria a Nomura. En este informe Nomura advierte que para aquellos accionistas que decidan no aceptar la oferta "es conveniente señalar que, en caso de que ésta triunfase, el Oferente tiene previsto que la Sociedad lleve a cabo un aumento de capital por el importe pendiente de amortización bajo el Contrato de Financiación Sindicada a un precio de emisión de 0,49 euros por acción, con derechos de suscripción preferente", por lo que si dicha ampliación de capital fuese por un importe de 800 millones de euros "un accionista que desee mantener su participación en la Sociedad deberá suscribir y desembolsar por cada acción de la Sociedad de la que sea titular aproximadamente 5,31 acciones de 0,24 euros de valor nominal y una prima de emisión de 0,25 euros por acción".

Hay que tener en cuenta que Hispania se ha cubierto las espaldas porque negoció con los acreedores de Realia que no aceptaran ninguna oferta hasta pasados 10 meses. Si incumplen el contrato, tendrán que pagar a Hispania 80 millones de euros. José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, explica que “la forma de atacar de Hispania es por la vía de la deuda, no por el equity.Es la estrategia que ya hizo con la compra de una cadena hotelera. Evidentemente hacen una salvaguarda porque comprar el bono en distress tiene su riesgo, con lo que para Hispania es un win-win. Si consigue la operación bien porque recibe unos activos a precios de distres y sino, se llevará 80 millones de euros por haber entrado vía deuda.

Slim formalizó esta semana la contraopa por Realia y estaba pendiente de la aceptación de la CNMV. Asimismo, el regulador bursátil ha interrumpido el periodo de aceptación abierto para la opa de Hispania.